Déficit habitacional y propiedad en Argentina 29.08.2017

Que el árbol no tape el bosque

El perfil liberal burgués que el macrismo le está imprimiendo al Estado nacional hace que el sueño de la casa propia sea cada vez más lejano. Como consecuencia de ello, se multiplican a pasos agigantados la cantidad de trabajadores que tienen que echar mano a impresionantes arquitecturas financieras para poder acceder a un alquiler y pagar los servicios públicos. Por ello leyes impulsadas por el Pro, como la modificación a la ley de alquileres de la Ciudad, lejos de ser contradictoria, se presenta como necesaria en el marco del diseño económico-social que la derecha impone en el país.

La modificación de la ley 2.340 –denominada “Ley de alquileres” en la Ciudad de Buenos Aires- volvió a poner sobre el tapete uno de los problemas más importantes que tiene el país, especialmente en sus centros urbanos, y que afecta como pocos a los sectores populares: el déficit habitacional.

Las modificaciones que, sin dudas, tienen un efecto inmediato que puede favorecer a los inquilinos, también tienden a visibilizar que para millones de trabajadores la única alternativa para acceder a la vivienda es mediante el alquiler. Esta realidad -que a esta altura se plantea como una verdad de Perogrullo-, se revela como parte de un diseño económico-social inherente al Estado liberal-burgués que ayuda a desmitificar la fantasía keynessiana del Estado de bienestar, ya que, como se sabe, la propiedad privada es la piedra fundacional sobre la que se sostiene el modo de producción capitalista.

Por otro parte, subyace un segundo fenómeno que se extiende en los grandes centros urbanos del país y que está relacionado con la concentración de la propiedad, y que a su vez, redunda en una profundización del déficit habitacional en tiempos en los que los grupos económicos, especialmente vinculados al agro, valorizan parte de su renta en el negocio de la especulación inmobiliaria. Ello explica el fenómeno que multiplica, al mismo tiempo, la construcción de viviendas y la cantidad de inquilinos, produciéndose un efecto centrífugo que concentra la propiedad en unas pocas manos mientras aumenta el número de viviendas ociosas en todo el país.

De esta manera la vivienda se aleja de su cualidad como bien social para acentuar su carácter como valor de cambio destinado a la valorización de la renta y el capital de las corporaciones que se expanden al calor del modelo de ciudad-empresa que el macrismo condensa.

En ese sentido, pese a que a primera vista pareciera ser contradictorio, las modificaciones a la ley 2.340 se presentan como necesarias para reproducir el proyecto económico y social de la derecha, y dentro de este, el modelo de ciudad ...

 

seguir leyendo: Que el árbol no tape al bosque.

Menos propietarios y más inquilinos 29.08.2017

Modelo de Ciudad PRO

La única estabilidad que tiene un trabajador en la Ciudad de Buenos Aires es la de perpetrar su condición de inquilino frente a la expansión del negocio inmobiliario motorizado por las inversiones de los grandes grupos económicos del país.

 

seguir leyendo: Modelo de Ciudad PRO

 


 

Concentración de la propiedad y déficit habitacional 29.08.2017

Un matrimonio histórico en Argentina

Desde la fundación del Estado liberal-burgués en el país, cimentado al ritmo del saqueo y la expoliación a pueblos originarios y trabajadores rurales, los derechos a la vivienda y a la tierra se encuentran vulnerados por la expansión de la propiedad privada, el latifundio y la valorización de la renta agraria y financiera mediante la especulación financiera.

 

seguir leyendo: Un matrimonio histórico en Argentina

En profundidad

Elecciones en Ctera 29.08.2017

Con las banderas de Isauro

“Están anunciando ajustes y flexibilización del trabajo docente en Argentina”, denunció el candidato de la Celeste Violeta y convocó a la movilización para exigir la aparición con vida de Santiago Maldonado.

 

seguir leyendo: Con las banderas de Isauro Arancibia

Apertura de importaciones 29.08.2017

Que el último apague la luz

Un nuevo paso en la quita de aranceles para productos extranjeros va a provocar que haya dos mil personas más sin trabajo en Argentina. Apyme convocó a la unidad de los sectores productivos y sociales perjudicados por la política económica.

 

seguir leyendo: Que el último apague la luz.

 

Por el Trabajo

El PC en acción

NotiAmba

Por el país

Derechos Humanos

Internacionales