Denuncia judicial contra Noceti

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Fue mano derecha de Patricia Bullrich en el Ministerio de Seguridad y ahora se pide que el Poder Judicial investigue su participación en la desaparición y muerte de Santiago Maldonado.

Al cierre de esta edición, el Estado denunció a Pablo Noceti por su responsabilidad en la desaparición y muerte de Santiago Maldonado, y lo imputó de haber dado órdenes “ineficaces e ilegales” el 1° de agosto de 2017, cuando fuerzas de Gendarmería reprimieron a quienes se encontraban en la Pu Lof de Cushamen.
Además de Noceti, la investigación apunta al ex director nacional de la Fuerza, Gerardo Otero, al tiempo que advierte sobre faltas graves cometidas por los jefes a cargo de los operativos Diego Balari, Fabián Méndez y Juan Pablo Escola.
La denuncia es el corolario de la investigación interna iniciada el 22 enero, que fuera ordenada por la ministra de Seguridad, Sabina Frederic. Ahí se señala que tras la desaparición de Maldonado, los funcionarios involucrados con Noceti a la cabeza, diseñaron una “ingeniería jurídica de la impunidad”.
Vale recordar que Noceti fue jefe de Gabinete y, por lo tanto, el funcionario de más confianza de Patricia Bullrich en el Ministerio de Seguridad. Ahora enfrenta la posibilidad de que se lo procese, tras la denuncia hecha hoy ante los tribunales federales de la ciudad de Buenos Aires.
Al respecto, desde la Liga Argentina por los Derechos Humanos (Ladh), su presidente, José Schulman, recordó que a poco de perpetrarse la desaparición forzada de Maldonado, la Ladh denunció el encubrimiento pero el titular del Juzgado Federal 6, Rodolfo Canicoba Corral, postergó la posibilidad de que se investigue.
“A los pocos días del secuestro denunciamos esto y se abrió una causa inicial por encubrimiento, en la que el fiscal Federico Delgado le pidió al juez una serie de pruebas”, recordó Schulman.
Tras lo que lamentó que Canicoba Corral “jamás aceptó hacer las pruebas e inventó una contradicción de jurisdicción que nos tuvo dos años discutiendo si se abría la causa”.
Asimismo, hizo hincapié en que Noceti “es una pieza clave de esta historia” y recordó que durante 2017 fue “el operador político de Patricia Bullrich que viaja a la Patagonia para organizar la represión de los grupos originarios”.
También que junto a Patricia Bullrich, intentó imponer la idea de que la actuación de los gendarmes fue apropiada, porque habrían intervenido amparados por la “Teoría de la Flagrancia”.
“Nada más absurdo que caracterizar de flagrante una discusión por la tierra de los pueblos originarios ocupada primero por Roca y después regalada a Benetton, que lleva más de doscientos años”, recalcó el presidente de la Ladh.
Schulman recordó que Noceti, fue abogado defensor de genocidas en juicios abiertos por crímenes de lesa humanidad, tras lo que insistió en que en tándem con la actual titular del PRO, se encargó de implementar una actualización de la doctrina antiterrorista de EE.UU. que le niega todo derecho a los que señalan como enemigos.
Así las cosas, el Ministerio de Seguridad sostuvo que la investigación hecha durante 2018 dentro de la Gendarmería, “impidió que se conocieran los detalles de su actuación en el operativo generando, al menos por ahora, la situación de cosa juzgada”.
Tras lo que añadió que el informe confeccionado ahora por la cartera de Seguridad, que tiene más de seiscientas fojas, pretende ser “un hecho reparatorio de parte del Estado respecto del daño producido por el mismo Estado nacional”.