Condenas a cuatro represores

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El TOF de Resistencia sentenció a tres policías y un militar por asesinatos, secuestros y torturas perpetrados durante la última dictadura contra integrantes de las Ligas Agrarias.

“Es una satisfacción por toda la gente que luchó y sigue luchando hasta hoy por los derechos campesinos”,  destacó el titular del partido Comunista de Chaco, Raúl Toto Galván, tras conocerse las condenas a cuatro policías y militares, dispuestas por el Tribunal Oral Federal de Resistencia en el marco del juicio conocido como Ligas Agrarias.

El teniente coronel del Ejército, Tadeo Bettolli, fue condenado a prisión perpetua por el homicidio agravado del dirigente campesino Raúl Eduardo Gómez Estigarribia y la misma pena fue impuesta al policía Alcides Safenraiter, por el homicidio agravado por alevosía del militante rural Carlos Picolli.

Por su parte, los comisarios José Rodríguez Valiente y Eduardo Wischnivetzky, recibieron penas de cuatro y dieciocho años por encubrimiento, privación ilegítima de la libertad y tormentos, al tiempo que fue absuelto el policía Miguel González, quien estaba acusado de homicidio.

Vale recordar que esta causa investigó asesinatos, secuestros y torturas perpetrados durante la última dictadura en la provincia del Chaco, sobre pobladores rurales y militantes campesinos.

La persecución  que llevó a que se perpetraran delitos de lesa humanidad contra integrantes de las Ligas Agrarias, se focalizó desde 1974 a 1980.

Este movimiento que agrupó a miles de agricultores familiares y de trabajadores rurales, alcanzó un importante grado de organización, lo que le permitió convertirse en una herramienta válida para enfrentar al latifundio.

 

Zona de riesgo

 

En este sentido, Galván destacó la importancia de estas condenas “para los familiares y el conjunto de la sociedad chaqueña”, tras lo que reconoció que también son consecuencia “del gran esfuerzo de distintos sectores que vienen impulsando esto y que da sus frutos después de cuarenta años”.

A su vez, el secretario del PC chaqueño fue apuntó contra Elisa Carrio, quien días atrás volvió a insistir con su propuesta de “revisar los juicios de lesa humanidad”.

Galván fue claro cuando recordó que la diputada por Cambiemos “fue funcionaria durante a la última dictadura, en Chaco”, por lo que “no sorprende que ataque a todo lo que tenga que ver con la defensa de los derechos humanos y que quiera salvar a los represores”.

Hace cuatro décadas, la lucha por la tierra y los derechos humanos del campesinado pobre movilizaron el accionar de las Ligas Agrarias.

Y ahora todo esto cobra más vigencia que nunca cuando se advierte que la lucha por los derechos humanos y la agricultura familiar, que representa casi el setenta por ciento de quienes viven y producen en zonas rurales, están en la mira de la persecución  del Gobierno Cambiemos.

Este ataque contra el campesinado pobre se profundiza con el preacuerdo alcanzado entre el Mercosur y la Unión Europea, que el ejecutivo pretende replicar con otro tratado de libre comercio con EE.UU.

“Si se concretan estos acuerdos se va a poner en riesgo, todavía más, a la familia campesina y la agricultura familiar”, alertó Galván y lamentó que “quieren poner al país de proveedor de materia prima de las grandes transnacionales”.

Por lo que, si prospera, “va a generar que muchas familias sigan abandonando sus campo, ya que atacan el derecho de los campesinos a producir y trabar su propia tierra”.