Un retroceso

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca le dio un golpe al proceso de Memoria, Verdad y Justicia al liberar a once represores.

El Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca le dio un duro golpe a la Memoria, Verdad y Justicia a dictar condenas con penas bajas y liberó a once represores. Los jueves Luis Salas, Marcos Aguerrido y Oscar Albrieu dictaron once condenas con penas bajas, seis absoluciones -que implicaron la liberación de once represores-  y rechazaron los pedidos de la querella para condenar delitos sexuales y revocar excarcelaciones.

El fallo se dio en el marco del sexto juicio por crímenes de la última dictadura cívico-militar en Bahía Blanca y abarcó a 66 víctimas de secuestros, tormentos, abusos sexuales y homicidios cometidos por la Armada y Prefectura. La mayoría se cometieron en las bases navales de Punta Alta y en la sede de Prefectura en Ingeniero White

“Vergonzoso fallo, con penas irrisorias y absoluciones a imputados por delitos aberrantes de lesa humanidad. El Partido Judicial funcional a la impunidad. Seguiremos luchando por cárcel a los genocidas con los 30 mil como bandera”, expresó Hijos.

Al respecto, Guillermo Colantuono, responsable del Partido Comunista de la localidad remarcó que “fue un resultado coherente con lo que se está viviendo. Están acelerando y realmente fue un golpe muy fuerte. En Bahía Blanca hay una gran dispersión de los sectores de los derechos humanos que deberían estar empujando una síntesis de unidad mucho más profunda”.

En esa línea aseveró que “es una ciudad que todavía en la que las organizaciones populares no hemos podido instalarnos para tener mayor incidencia en la batalla cultural e ir demoliendo la influencia de la derecha local”. “Esto comprueba que la necesidad de hacer justicia pasa porque podamos echar a Macri y recuperar espacios de poder popular”, enfatizó.