Fachos al banquillo

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Integrantes de la CNU, que operó durante la dictadura vinculada la Triple A, fueron sometidos a juicio por el Tribunal Oral de Mar del Plata. Es la misma banda parapolicial que asesinó a David Watu Cilleruelo.

“Estos son los mismos que asesinaron a Watu”, aseveró Marcelo Ulloa -dirigente del PC de Mar del Plata- al referirse al juicio que comenzó el miércoles pasado contra integrantes Concentración Nacionalista Universitaria (CNU), acusados de haber perpetrado delitos de Lesa Humanidad.

En el banquillo se sientan Oscar Héctor Corres y Eduardo Salvador Ullúa, integrantes de la CNU, organización que actuó durante el Terrorismo de Estado, vinculada a la Triple A.

Esta banda parapolicial, fue la que asesinó en 1975 al militante del PC de Bahía Blanca David WatuCilleruelo.

Corres y Ullúa están imputados por integrar una asociación ilícita que actuó durante los años setenta, conformada para cometer delitos. Hasta el momento, son siete los integrantes de la CNU condenados por distintos delitos de lesa humanidad perpetrados durante esos años.

David Watu Cilleruelo estudiaba Ingeniería en la Universidad Nacional del Sur (UNS) y militaba en La Fede. Los estudiantes lo habían elegido secretario general de la Federación Universitaria del Sur, que agrupaba a varias asociaciones estudiantiles.

El 3 de abril de 1975 estaba volanteando en los pasillos de la Facultad de Ingeniería, cuando fue abordado por un banda parapolicial que le pidió documentos, fue ultimado a balazos. Los asesinos se retiraron en un auto del Rectorado de la UNS.

Ullúa, quien estuvo nueve años prófugo y fue detenido en 2017, está procesado también por los homicidios de Enrique PachoElizagaray, Guillermo Enrique Videla, Jorge Enrique Videla, Jorge Lisandro Videla, Bernardo Alberto Goldemberg, Daniel Gasparri y Jorge Stoppani.

También se le sindica a este ex integrante de la CNU, el delito de privación ilegítima de la libertad y homicidio de la entonces decana de la Facultad de Humanidades de la Universidad Católica, María del Carmen Maggi.

De acuerdo a la prueba que consta en el expediente, se desprende que los imputados cometieron distintos delitos como homicidios, privaciones ilegales de la libertad, robos y amenazas, “para la persecución y eliminación de personas en el marco de un ataque sistemático y generalizado contra una parte de la población civil y de conformidad con una política de Estado”.

 

Balquinta al banquillo

 

Pero este caso de delitos de lesa humanidad, no es el único que se trató en Mar del Plata en los últimos días. El represor Argentino Alberto Balquinta, fue condenado a perpetua en la causa Monte Peloni II, en la que se investigó el circuito represivo ilegal que operó en la subzona militar12 y abarcó los distritos bonaerenses de Olavarría, Tandil, Las Flores y Azul.

Balquinta era jefe de operaciones en la comisaría de Olavarría y en la Unidad Regional XI de Azul, y está acusado por haber ordenado las detenciones de trabajadores de la cementera Loma Negra.

En el juicio de Monte Peloni, los fiscales Ramos y Portela lo acusaron de decenas de secuestros, un homicidio, una violación y de ser partícipe en otros asesinatos, además de cargos por robo agravado

Además, el ex comisario fue sorprendido de paseo por Olavarría durante los días previos al juicio. La violación del beneficio de arresto domiciliario del que gozaba, lo devolvió al banquillodonde finalmente fue condenado.

También, condenaron a perpetua a cinco represores más, mientras que otros ocho recibieron penas que van de 22 y nueve años de prisión.