Identifican restos del dirigente comunista desaparecido bajo dictadura

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Los restos humanos hallados en el Batallón 13 de la dictadura en Uruguay (1973-1985) pertenecen al militante del Partido Comunista (PCU) Eduardo Bleier.

Excavaciones llevadas a cabo en el antiguo predio militar donde funcionó un centro clandestino de detención y torturas, dieron el 27 de agosto pasado con un esqueleto cubierto con cal, perteneciente a una persona de sexo masculino. El Equipo de Antropología Forense Argentino, procedió a la identificación y las comparaciones de ADN, determinaron  que se trata de Bleier, responsable de finanzas y propaganda clandestina del PCU, apresado en 1975 y cuya muerte, a consecuencias de torturas se produjo del 1 al 5 de julio de 1976.

Odontólogo de profesión, de 47 años estaba casado y tenía cuatro hijos al momento en que fue secuestrado  en la vía pública, cuando por entonces la dictadura ya estaba consolidada y fraguó el llamado Plan Morgan para detener a notorios opositores políticos, en especial del Partido Comunista.

Fue así que junto a otros luchadores estuvo detenido en un centro clandestino dependiente del Organismo Coordinador de Actividades Antisubversivas (OCOA), conocido como el 'Infierno Chico'. Desde el año 2005 hasta 2011, en medio de ocultamientos de información de los militares, se encontraron cinco cuerpos pertenecientes a militantes comunistas, sindicalistas y un maestro y escritor, de un total de 195 desaparecidos desde 1968 a 1984.

Cuando se dio a conocer que los restos hallados en agosto pasado en el citado predio eran los de Bleier, el candidato presidencial frenteamplista Martínez, se reunió con la Asociación de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos Uruguayos a la que prometió, de ganar electoralmente el gobierno, destinar más recursos a la búsqueda de sus seres queridos.

Una reciente ley impulsada por la coalición de izquierda, y adoptada en el Parlamento, un mes atrás, encarga esa tarea en adelante a la Institución de Derechos Humanos para que se convierta en tarea de Estado vinculante para todos los partidos políticos.

En esta jornada un equipo antropológico inició excavaciones en instalaciones del Batallón 14, a partir de informaciones anónimas, mientras familiares de desaparecidos apelaron una sentencia judicial de no reabrir el caso del médico Vladimir Roslik, quien falleció bajo torturas en abril, en el Batallón 9 en las postrimerías de la dictadura.