Cuando la justicia no llega

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Travestis y trans en la mira de la política represiva que impuso el Gobierno Cambiemos. “Estamos frente a un estado de excepción”, alertó la abogada y militante feminista Silvina Perugino.

“El gobierno instaló una política represiva”, recalcó la abogada y militante feminista Silvina Perugino, al referirse a la situación que viven en las cárceles de nuestro país, las personas travestis y trans.

Lo hizo al referirse a un relevamiento de la Asociación Otrans Argentina, en cárceles bonaerenses y federales, que señala que el sesenta por ciento de las personas trans y travestis detenidas en esas unidades carece de condena firme.

“La política represiva instalada por Cambiemos, alcanza todos los niveles de su gestión”, sostuvo la abogada y añadió que aunque “la problemática de las personas encarceladas sin condena firme viene desde hace tiempo, Macri y Vidal nada hicieron para revertir la situación”.
Pero esto no es todo: “los gobiernos nacional y bonaerense, desplegaron una política represiva inaudita contra determinados sectores de la sociedad” por lo que “estamos frente a un estado de excepción”.

Otros datos que resultan llamativos del estudio son los que señalan que el veinte por ciento de las personas detenidas no conoce a su defensor, el 73 está enferma sin recibir atención y sólo el tres por ciento accede a educarse.

La abogada Perugino fue clara al señalar que “en el caso de las personas trans y travestis, este poder represivo del Estado se despliega con más crudeza” y recordó que se trata de “personas que han sido excluidas durante gran parte de su vida del ejercicio de derechos y que la primera vez que se les presenta el Estado, lo es a partir de la cárcel”.

Y añadió que el hecho de que gran parte de las detenidas no conozca a su abogado defensor, “denota una fuerte falta de acceso a la justicia, una lesión al derecho a la defensa en juicio que debe ser subsanada de inmediato”.

El relevamiento abarcó 87 trans y travestis alojadas en unidades bonaerenses y en la U-4 de Ezeiza, sobre una población de alrededor de 150 trans y travestis.

La abogada también destacó que la cárcel, en caso de condena firme, “no debe connotar otra restricción que la ambulatoria, “algo que como pena ya es suficiente”, por eso “cualquier dimensión que se agregue, es agravamiento de las condiciones de detención, que puede significar responsabilidad internacional para el Estado por incumplir los tratados de Derechos Humanos”.

El estudio fue presentado por la Asociación Otrans, en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata.

Además, la organización anunció la elaboración de una guía de alfabetización Jurídica para trans y travestis en situación de encierro, iniciativa que la abogada feminista valoró como “necesaria a fin de que todos los sectores y especialmente los más vulnerados en sus derechos, conozcan las formas en que pueden defenderse”. Y destacó que “este tipo de trabajo servirá cuando asuman gobiernos populares, como insumo de políticas públicas”.

Al referirse a las perspectivas que en esta materia se abren a partir de las elecciones, Perugino recalcó que “desde el feminismo creemos que se abre una posibilidad para la reconstrucción del tejido social y de revalorización de los Derechos Humanos como política de Estado”.

Algo que “no será un camino sencillo, pero confiamos en el que el gobierno del Frente de Todos, abrirá la posibilidad de un nuevo paradigma para la sociedad argentina”.