Prisión y destierro para la líder

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

MILAGRO SALA TRASLADADA A SALTA

La dirigente social, que enfrenta una nueva causa judicial, fue remitida a una cárcel salteña. Sus defensores piden la intervención de la Cidh.

Milagro Sala ha vuelto a prisión. Fue trasladada a una cárcel de Salta por orden del juez Pablo Pullen Llermanos, que le revocó la prisión domiciliaria y ordenó su traslado al Complejo Penitenciario Federal General Martín Güemes. La prisionera fue notificada poco después de una audiencia judicial en el marco de la dudosa causa que se incorporó a la lista en su contra.

Había estado internada poco antes debido a una descompensación, atribuida por su círculo más cercano a la constante persecución judicial, política y mediática que sufre la principal dirigente popular del norte argentino. De esta manera, Pullen Llermanos dejó sin efectos la prisión domiciliaria mientras otra opereta se incorpora contra Sala: se acusa a un ex colaborador suyo de llevar registros de corrupción en cuadernos, como haría más un estúpido que un verdadero corrupto.

Pero el juez brindó a Sala, displicente, una última posibilidad, la de salir del penal salteño toda vez que deba presenciar audiencias en la nueva causa en su contra, ante el Tribunal en lo Criminal 3, de Jujuy. Y así hasta septiembre. En tanto, la luchadora presa ya inició una nueva huelga de hambre mientras su salud se deteriora inevitablemente.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Cidh), que ya había cuestionado la situación en que Sala se encuentra y ordenado la detención domiciliaria, recibió otra denuncia por el nuevo traslado de la reclusa. Fue realizada por el Cels y abogados de derechos humanos tras de que el Comité por la Libertad de Milagro Sala advirtiera que a la dirigente “la quieren muerta”.

La denuncia observa el “palmario incumplimiento de las medidas provisionales” dispuestas por la Cidh, que oportunamente fueran respaldadas por la Corte Suprema de Justicia. Por eso se incluyó la intervención “urgente” del organismo internacional de Justicia para evitar lo que se llamó “manifiesto ensañamiento y animadversión” contra Sala por parte de la Justicia jujeña.

El mencionado comité, además, afirmó que “el gobernador Morales y el juez Pullen Llermanos continúan con su política constante de hostigamiento contra Milagro”. En ese sentido, observó: “cada vez queda más en claro que no les interesa en lo más mínimo su vida. No les interesa la justicia, sino la revancha contra una mujer que hizo lo que no hizo ningún político en Jujuy por los más humildes”.

 Peligro: jueces jujeños con poder

Leonardo Rosales, secretario del PC de Jujuy, aportó la visión roja sobre el caso. Consideró que  “es particularmente grave lo que está pasando con la compañera Milagro”. Pero destacó: “acá siempre estuvimos convencidos de que la Justicia responde al oficialismo, en este caso a Gerardo Morales”.

“La Justicia es un ámbito en donde el único objetivo es hostigar a la compañera y a todos aquellos que se atrevan a defenestrar la política de ajuste que viene implementando este gobierno”, señaló después para expresar: “la saña particular con ella nos hace pensar que lo que quieren es llevarla a una situación límite”. Y fue claro: “lo que quieren es que atente contra su vida”.

“Está haciendo una huelga de hambre para denunciar estos mandatos y estos abusos contra su persona”, dijo en referencia a la popular prisionera. En ese camino, remarcó que ante el caso “la única situación que vemos posible es que intervengan los organismos internacionales de derechos humanos”.

Recordó que en previas visitas de la Cidh como de una comisión especial de la ONU, ambos organismos internacionales “coincidieron en que acá hay un abuso de autoridad y hay una presa política”. En este punto, apuntó: “se ha profundizado esta persecución”. También advirtió sobre la salud de Sala diciendo: “la huelga de hambre es una metodología de lucha que deja secuelas”.

Con respecto al traslado de la dirigente a la provincia vecina, Rosales aseveró que “quieren sacarla del ámbito familiar, de la posibilidad de que los compañeros y su círculo más cercano pueda contenerla”. Agregó que “Salta es una provincia conservadora y alineada a las políticas del gobierno nacional”.

Como otras veces, denunció que la Justicia jujeña “está totalmente cooptada y responde a los requerimientos del oficialismo”. En ese marco, aseguró: “Pablo Pullen Llermanos, que ordenó la detención, en su historial constantemente tiene una notable enemistad hacia Milagro”. Repuso: “no hay objetividad para nada”.