Ofensiva PROvida

Género
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Diputados de la provincia presentaron un proyecto para prohibir la venta en farmacias de medicamentos que contengan misoprostol.

En el marco en que la lucha por la ley de aborto legal seguro y gratuito sigue en plena agenda popular, diputados de la provincia de Misiones, quieren prohibir la droga indicada para realizar abortos de forma segura, en un claro intento de dificultar el acceso a una interrupción voluntaria de embarazo sin riesgos, a mujeres y personas con capacidad de gestar.

La autora de la iniciativa es la diputada Natalia Raquel Rodríguez, que fue presidenta del Colegio de Farmacéuticos de la provincia y pertenece al gobernante Frente Renovador de la Concordia, donde confluyen peronistas y radicales desde hace doce años.

Quienes apoyan la propuesta son los mismos legisladores que intentaron antes, aunque sin éxito, declarar formalmente a la provincia como “Pro Vida”.

Asimismo, la diputada que impulsa del proyecto, dijo que la idea surgió por "la opinión de los farmacéuticos de la provincia". Sin embargo, expertas y expertos advierten que una ley provincial no puede limitar una decisión de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (Anmat).

 

Propuesta

 

La propuesta presentada por la diputada Rodríguez, con el acompañamiento de legisladores oficialistas, propone limitar el uso de medicamentos que tengan misoprostol “al ámbito institucional sanitario y hospitalario exclusivamente”.

Esto significa, sacarlos de las farmacias, donde cualquier persona puede comprarlo siempre a través del procedimiento de doble receta, una de las cuáles queda archivada, con los datos del paciente y el médico.

Si se llega a aprobar el proyecto, las farmacias tendrán un plazo de seis meses para retirar los medicamentos.

El misoprostol es un medicamento que ha sido declarado “esencial” por la Organización Mundial de la Salud.

Por esa razón, debe estar disponible para toda la población y en consecuencia, el proyecto que propone sacarlo de farmacias vulnera derechos humanos de la población que podría necesitar esa medicación.

Misiones tiene el porcentaje más alto de madres adolescentes junto con Chaco y Formosa. Las estadísticas oficiales de Salud de Nación, muestran que en 2017, en Misiones, 201 niñas de entre diez y catorce años se convirtieron en madres y 4908, de entre 15 y 19 años.

Dado que entre las niñas se presume que se trata de embarazos producto de abuso sexual, la pregunta que surge es si se está ofreciendo la posibilidad de acceder a un aborto legal en los hospitales públicos a quienes encuadren en los permisos previstos en el Código Penal: cuando corre riesgo la vida o la salud de la mujer o cuando la gestación es producto de una violación.

Rebeca Barberan, Responsable Nacional de Género de La Fede, caracterizó la intención de los diputados como una “contraofensiva” contra el movimiento de las mujeres por los avances del último tiempo.

A su vez, remarcó que este proyecto es “anticonstitucional porque pretende ir por sobre la regulación nacional de medicamentos y persigue a las compañeras que buscan diferentes opciones al decidir sobre su cuerpo”.

Asimismo, Barberan aseguró que “todo el movimiento de mujeres de Misiones se está organizando para luchar contra este proyecto, por lo que fue clara cuando dijo que “no vamos a permitir que esto suceda”.

“Estas iniciativas tienen connivencia con gran parte del poder político, es decir son acciones organizadas, por eso es que debemos responder organizadamente”, sostuvo con mucha firmeza la responsable de Género de La Fede.

En este sentido, advirtió que “ detrás de esta ley, están los sectores provida que son parte del gobierno de  la renovación que tuvo que reconocer a las doscientas niñas madres, de entre nueve y 18 años, a las que las obligaron a parir en el hospital no siguiendo el protocolo, ya que la mayoría eran víctimas de violación”.

Para finalizar, Barberan aseguró que “no va ser  fácil el tratamiento del proyecto, porque es un año electoral”. Sin embargo fue clara cuando dijo que “para nosotras la lucha es igual, no hay forma de negociarlo y por eso vamos a salir a las calles”.