Un fallo que se ganó en la calle  

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Finalmente, la Corte Suprema rechazó el 2x1 a los genocidas. “Esto es una gran victoria de la Memoria, la Verdad y la Justicia”, recalcó José Schulman.

 “Esto es un gran alivio”. De esta manera, referentes de diferentes organismos de Derechos Humanos coincidieron en caracterizar a la decisión de la Corte Suprema que rechazó la posibilidad de que se beneficie con el 2x1 a condenados por delitos de lesa humanidad, lo que acaba con el intento que la propia Corte hizo en mayo del año pasado.

Como se recordará, apenas remozada por el Gobierno Cambiemos, a instancias del ahora titular de los supremos, Carlos Rosenkrantz, se emitió un fallo que otorgaba ese beneficio al represor civil Luis Muiña.

Esa vez la decisión fue acompañada por Elena Highton de Nolasco y Horacio Rosatti, quienes esta vez cambiaron su voto, lo que dejó solo a Rosenkrantz.

Pero más allá de las internas de la Corte, está claro que lo que aquella vez impidió que se avanzara en el 2x1 para los genocidas que impulsaba el gobierno, fue la contundente movilización popular que le salió al cruce y que tuvo un hito con la marcha que  el 10 de mayo de 2017 colmó calles de todo el país.

Al respecto, desde la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (Ladh), su secretario José Schulman hizo hincapié en que este fallo significa “una gran victoria de la Memoria, la Verdad y la Justicia” y recordó que fue la jornada del 10 de mayo, “la mayor movilización popular de la historia del país”, la que oportunamente le puso freno al intento.

De ahí que, sin dudarlo, recalcara que esto vuelve confirmar “que la lucha consigue frenar las avances de la derecha, que la historia sigue su rumbo y que nada está tan atado como quieren hacer creer”.

Ya que, “hay algo en la construcción de Memoria, Verdad y Justicia que la derecha no puede destruir”, algo que “no es poco, a tres años de un gobierno cuyo presidente jamás pronunció el concepto ‘Terrorismo de Estado’ y la ministra de Seguridad hace apología abierta de los crímenes de Estado”.

Y, consultado sobre la postura que mantuvo Rosenkrantz, reflexionó que “hay que estar muy volcado a la derecha para atreverse a fallar por la impunidad de uno de los secuestradores de la titular de Madres de Plaza de Mayo”.