Juicio a genocidas en La Rioja

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Esta acusado Miguel Ángel Chiarello quien, durante la dictadura, cumplió funciones en el Escuadrón 24 de Chilecito, de Gendarmería Nacional.

Comenzó en La Rioja un nuevo juicio por crímenes de lesa humanidad, proceso en el que están citados aproximadamente treinta testigos, en la causa caratulada Chiarello Miguel Ángel y otros. Vale aclarar que el genocida Chiarello, cumplía funciones en el Escuadrón 24 de Chilecito, de Gendarmería Nacional.

Al respecto la abogada de derechos humanos de La Rioja, María Elisa Reynoso, recordó que Chiarello es uno de los imputados en este juicio que “es la Mega Causa II, se trata de la investigación de las víctimas de torturas, privación ilegítima de la libertad, allanamientos cometidos durante los años setenta y cinco y setenta y seis, en la cárcel y en la ex Policía Federal”.

También informó “representamos el caso de tres compañeros víctimas del año setenta y cinco, perpetrados por oficiales vestidos de civil y que eran parte del denominado Comando Libertadores de América, un grupo que tenía su sede en Córdoba”.

Reynoso además explicó “ese grupo de derecha operaba al estilo Triple A, anterior al golpe de estado, estos tres casos son víctimas de torturas en la Policía Federal; y Chiarello es uno de los imputados, pero también está el médico de la Policía el Dr. Moline y otros militares que actuaron en ese momento”.

Además señaló “ahí actuó Menéndez que ya había sido imputado y que por causas naturales fue excluido, ya que murió en el transcurso de la suspensión de la causa, siendo la tercera suspensión por diferentes motivos, por recusaciones, inhibiciones de los propios jueces, se fue demorando, ahora está previsto para el 7 de febrero el inicio”.

Al referirse a las expectativas en esta causa dijo “pensamos que puede concretarse, pero de acuerdo a la doctrina, los antecedentes y observando cómo se resuelve desde el gobierno de Macri, se están sentado posiciones que son exculpatorias, que de una u otra forma benefician a los genocidas”. Y recalcó “es un aliciente que se concrete el juicio, pero hay que ver cuáles son en este momento, las teorías y las diferentes formas que los genocidas pueden exculparse, o liberarse de ir a la cárcel”.

La referente de derechos humanos en la relación a las condenas, opinó “las hay muy bajas, o liberadoras, hay una tendencia del poder judicial de dictar sentencias más suaves, establecen sobreseimientos invocando alguna teorías, que están haciendo lugar”.

Finalmente aseveró “esto es algo bien de época lo que ocurre en el foro judicial, de modo que esperamos ver como se inicia y el tratamiento que tendrán los testigos victimas; veremos si los jueces quieren direccionar las causas a la investigación de los hechos del genocidio, porque el tratamiento que han recibido los testigos victimas en los últimos juicios ha sido el de revictimizarlos, ya que en algunos casos se investigaban los antecedentes de la víctima, y no el hecho que se estaba debatiendo y discutiendo, esto ocurre en los juicios en general, por eso estamos alerta”.