Otra vez, la pata civil de la dictadura

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Va a empezar el juicio por el secuestro y desaparición forzada de trabajadores de la automotriz Mercedes Benz durante la dictadura cívico militar.

“Sin dudas el caso es de mucho tiempo, pero ahora se va a llevar adelante y vamos a estar movilizados siguiendo paso a paso el desarrollo del juicio”, recalcó el titular de la CTA de los Trabajadores de Cañuelas, Mario Micheli, al referirse al juicio oral que juzgará a responsables por el secuestro y desaparición forzada de trabajadores de la automotriz Mercedes Benz durante la dictadura cívico militar.

El juicio que va a comenzar, atiende el caso de desaparición forzada de obreros de la planta que la automotriz alemana posee en la localidad de Virrey del Pino, ubicada en La Matanza, pero en la zona de deslinde con Cañuelas y Marcos Paz.

El camino que lleva a este juicio fue largo y no estuvo exento de sinuosidades. Pero después de diez años de instrucción se desarrollará el juicio en el Tribunal Oral Federal 1 de la Ciudad de Buenos Aires y en él se va a dilucidar el papel que tuvieron los dieciocho imputados que están acusados de perpetrar delitos de lesa humanidad sobre 105 víctimas.

Una de las víctimas de este juicio que es un desprendimiento de la megacausa Campo de Mayo, es Esteban Reimer, quien durante la dictadura fue parte del grupo de nueve delegados de base que enfrentaron a la empresa y a la burocracia.

“Tenemos expectativas buenas de que aquí pase lo mismo que en el caso del juicio sustanciado por los delitos de lesa humanidad perpetrados durante la dictadura en la plana de Ford”, dijo Micheli y exigió “que se condene a los civiles que son parte del empresariado, pero también a la burocracia sindical que marcó a los compañeros como pasó en el caso de los delegados de Mercedes Benz”.

En el banquillo se sentarán Santiago Omar Riveros, Eugenio Guañabens Perelló, Miguel Hugo Castagno Monge y Carlos Eduardo José Somoza quienes ya están condenados en otras causas, así como Carlos Francisco Villanova y Benito Rubén Omaecheverría.