Cuando la miseria mata

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Tres bebés de la comunidad wichí de Salta perecieron por causas relacionadas a la desnutrición y pésimas condiciones sanitarias.

“El tema de los wichís y en general de los pueblos originarios de Salta es de un abandono permanente, algo de toda la vida, y no ha sido política de Estado nunca”, señaló la militante del Partido Comunista de Salta, Bertha Lozano, consultada sobre la reciente muerte de tres bebés integrantes de la comunidad wichí de esa provincia.

Vale recordar que la semana pasada, un bebé de esa comunidad falleció como consecuencia de un shock séptico provocado por deshidratación aguda, mientras que otro pereció por causas similares.

El otro fallecido es un niño de casi dos años, que pereció por una falla multiorgánica, diarrea y vómitos. Como los dos anteriores, este caso está asociados a cuadro de desnutrición y pésimas condiciones sanitarias.

Esto adelantó la visita que el ministro, Daniel Arroyo, tenía previsto realizar a esa provincia el 23 de enero. El fin de semana pasado, el titular de la cartera de Desarrollo recorrió los departamentos San Martín y Santa Victoria Este, tras lo que suscribió con el gobernador Gustavo Sáenz diferentes convenios y adelantó la puesta en marcha de la Tarjeta Alimentar en Salta.

“En Salta, particularmente, el abandono es total a lo que se suma la quita de tierra de la que son víctima estas comunidades que nunca han tenido una atención ni reconocimiento por parte del gobierno ni de la Provincia ni de la Nación”, algo que –recalcó Bertha Lozano- alcanza “a todos los gobiernos, pero que se profundizó con la presidencia de Mauricio Macri”.

Asimismo lamentó que, en la agenda política, este tema aparezca “sólo para elecciones y no más que eso”, pese a lo que valoró como positivo el viaje que hizo Arroyo “cuya presentación es una de las primeras llegadas a la problemática de la comunidad wichí”, algo que sintoniza con “las esperanzas que tenemos en que funcione el proyecto nacional, también para combatir la pobreza”.

Pero, aunque en el caso de los wichí la situación sea letal, el tema de la pobreza en Salta no es una problemática que alcance exclusivamente a esta comunidad.

“La pobreza subió mucho durante los últimos años”, remarcó Bertha Lozano y añadió que “se nota muchísimo ya no sólo en las zonas periféricas, barrios alejados y villas, sino en otras céntricas de la ciudad de Salta, en barrios de clases medias y trabajadores donde se tuvieron que abrir merenderos”, sostuvo la Bertha Lozano.

Tras lo que fue clara al denunciar que “no he visto un programa provincial que intente un abordaje de esta problemática” algo que “se entiende considerando que tenemos un gobernador de derecha, por eso queda claro que esto no es una de sus políticas, como sí lo es el aumento de tarifas como el que se lleva a cabo en Salta”.

Por su parte, el Instituto de Asuntos Indígenas hizo pública su “preocupación” por la muerte de los bebés wichí y anunció que va a enviar al gobierno que preside Sáenz, un pedido de informe sobre la política social y sanitaria que desarrolla hacia las comunidades indígenas.