Un triunfo clave en Santa Fe

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En un domingo en que un apagón que afectó a todo el país, partes de Uruguay y Brasil, el Gobierno Cambiemos siguió acumulando derrotas en Tierra del Fuego, San Luis, Formosa, Santa Fe y llegó a trece caídas en los comicios de 2019. El Frente Juntos dio el batacazo en la tercera provincia con más caudal nacional y terminó con doce años delos  socialistas  santafesinos.

Santa Fe dio el batacazo en un domingo electoral que significó cuatro nuevas derrotas para Cambiemos y en el que el Frente Juntos alcanzó el 42 por ciento de los votos y derrotó al socialismo local que se quedó con el 36. Cambiemos quedó tercero con el 18 y sufrió una fuerte caída electoral si se compara con las legislativas de 2017.

Así Omar Perotti se transformó en el nuevo gobernador de la provincia en unos comicios en los que Rosario jugó un papel fundamental para la derrota de Antonio Bonfatti, ya que aunque ganó el socialismo, lo hizo por apenas un punto.

“La diferencia a nivel provincial fue de cuarenta mil votos por sobre el socialismo, y Rosario en ese sentido significa un caudal muy importante, por lo que lo logrado en esta ciudad fue fundamental para el triunfo santafesino. Es una derrota importante para Cambiemos, estamos sumando provincias determinantes de cara a las elecciones nacionales”, expresó Norberto Galiotti, responsable del Partido Comunista rosarino. “En las PASO, Sukerman había sacado un 21 por ciento, lo que da a las claras de que se hizo un gran trabajo del Frente Juntos que este domingo alcanzó 33 puntos”, continuó.

Al respecto de la derrota del espacio que encabezó Bonfatti, el dirigente del PC remarcó: “el socialismo no confrontó con Macri y apoyó muchas medidas de este gobierno que afectaron a los sectores vulnerables”.

En esa línea recalcó que “es una victoria clave ya que la fórmula Fernández-Fernández del Frente Todos puede lograr un piso del cuarenta por ciento para las presidenciales de agosto. Además el sector del socialismo que triunfó en Rosario es del ala proradical que busca un acuerdo con Roberto Lavagna, por lo que es un sujeto más disputable en términos electorales en una posible segunda vuelta”.

Tras los sufragios, Galiotti destacó el resultado de los mismos ayudan para cumplir el objetivo de derrotar a los representantes del neoliberalismo en Argentina. A su vez expresó que “nuestra definición fue ir por dentro del Frente Juntos con el objetivo de generar una alternativa a la social democracia local que es el plan b de la embajada de los Estados Unidos”.

No obstante, señaló la importancia de construir unidad más allá de la contienda electoral.

“Junto a la Corriente nacional de la militancia, Nuevo Encuentro, Partido Solidario y la Corriente Descamisados venimos afianzando una unidad con el objetivo de generar una alternativa política con puntos programáticos en común de cara a los nuevos desafíos que debamos afrontar”.

 

Tres concejalías para el PC

 

Además del aporte del Partido Comunista al Frente Juntos para lograr la victoria provincial, se logró la obtención de tres concejalías a lo largo y ancho de Santa Fe.

En San Jorge, Lisandro Schiozzi quedó en segundo lugar con la Lista 12 y entró como concejal en el distrito. Por su parte, Mario Batuecas también obtuvo la concejalía en Laguna Paiva en el espacio Unión Vecinal Democrática. A su vez, la integrante de la Liga Argentina por los Derechos Humanos, Matilde Bruera, es concejala de Rosario por el Frente Juntos, que estuvo muy cerca de arrebatarle la ciudad al socialismo.