Por la integración regional 

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Se realizó en Santa Fe la Cumbre de los Pueblos por la Integración que apuntó contra los grupos económicos que llevan la guerra y el hambre a todos los rincones del planeta.

“La profunda crisis en la que se encuentra sumergido este sistema de acumulación de riquezas, es el resultado intrínseco de la competencia por los mercados”, denuncia el documento que suma conclusiones de los talleres que tuvieron lugar durante la Cumbre de los Pueblos por la Integración realizada la semana pasada en Santa Fe.

El documento apunta a los “grupos económicos y sus personeros en todo el orbe no dudan en llevar la guerra, el hambre, las migraciones forzadas y las catástrofes ambientales a todos los rincones del planeta”.

Y recuerda que sólo 147 corporacionestransnacionales, principalmente financieras y minero-extractivas, controlan la producción y distribución de más del cuarenta por ciento de la economía global, lo que hace que el uno por ciento de la población acumule casi la mitad de la riquezamundial.

Asimismo, fustiga el preacuerdo celebrado entre la Unión Europea y el Mercosur que “fue negociado sin contemplar las asimetrías entre los bloques y los impactos sobre los sectores productivos, de trabajadores y empresarios” de nuestra región.

Tras lo que advierte que, desde hace “varios años”, se está llevando adelante un proceso de destrucción del Mercosur “como herramienta de articulación regional, en una perspectiva de producción y trabajo (...) donde los pueblos que lo componen y sus organizaciones y movimientos representativos fueron encontrando legitimidad institucional”.

El encuentro se desarrolló en la en la sede de Festram y contó con la presencia, entre otros, del padre Paco Olivera, Jorge Rachid, Jorge Taiana, Carlos Bianco, Mariana Vázquez, Claudio Leoni, Héctor Amichetti, Hugo Yasky, Sonia Alesso, Carlos Minucci, Julia Perie, María del Carmen Alarcón, Cecilia Brito, Sofía de Nicolo, Manuel ValentiRadiy Bruno Capra.

 

Unidad para avanzar

 

La Cumbre hizo público su reclamo de libertad para los presos políticos que hay en la región, entre los que citó a Milagro Sala y LuizInácioLula Da Silva.

También resaltó los esfuerzos del movimiento obrero argentino y regional,“para contrarrestar esta ofensiva neoliberal” así como “sus niveles de acuerdo con las estructuras que expresan a pymes, movimientos sociales, las realidades profundas de nuestros países y la territorialidad del Mercosur, donde la mujer ha adquirido un rol central en la lucha por sus derechos y por el fortalecimiento de las acciones de resistencia en todos los niveles”.

Por lo que hizo hincapié en que es preciso “construir resistencias y articulaciones al interior de cada nación, sentando las bases para avanzar en una coordinación a nivel regional que nos exige replantearnos metodologías, contenidos, discursos y formas organizativas”.

Tras la cumbre el integrante de la Conat Marcos Finochietti destacó que “fue una Cumbre que se organizó en Santa Fe a partir de una expresión unitaria del movimiento obrero santafesino en el que confluimos las dos CTA y la CGT. También se sumaron movimientos sociales y distintas organizaciones políticas”.

En cuanto a los principales ejes que se trataron, Finochietti expresó: “el encuentro se manifestó muy claramente en cuanto a la necesidad de afianzar el proyecto de integración regional, hoy abortado por la irrupción de proyectos neoliberales en América Latina”.

“Se marcó como una necesidad insoslayable de que ese proyecto de integración camine, y para ello hay que darle un contenido que supere el acuerdo comercial y que se transforme en un acuerdo de los pueblos: para esto son muy importantes las elecciones que tenemos este año en Bolivia, Uruguay y Argentina”, enfatizó el militante del Partido Comunista.