Encuentro Antimperalista en Cuba

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Se llevó a cabo en La Habana con la participación de representantes de 86 países.

Más de 1300 representantes de 789 organizaciones del movimiento social y popular, de la solidaridad; de redes, plataformas y articulaciones regionales y globales, de partidos políticos, parlamentarios, religiosos e intelectuales de 86 países, participaron en Cuba del Encuentro Antimperalista de Solidaridad por la Democracia y contra el Neoliberalismo.

En su declaración final, el Encuentro recalca que “llegamos desde todos los rincones del mundo, con una larga historia de ejercicio de la solidaridad frente a la agresividad imperialista contra la Revolución Cubana, comprometidos con todas las causas justas y como parte de los esfuerzos de unidad en la acción y de las articulaciones de lucha”.

Y añade: “vivimos un nuevo momento en la historia. Los pueblos en las urnas, en las calles y en las redes sociales demuestran con su voto y sus protestas, el agotamiento de la ofensiva imperial conservadora y restauradora neoliberal de la derecha oligárquica, en alianza con el fundamentalismo religioso, el poder mediático, el capital y las empresas trasnacionales que, de la mano del imperialismo norteamericano, en su naturaleza depredadora, excluye a amplios sectores de la población, destruye el trabajo digno, la vida en armonía con la naturaleza y pone en peligro a la especie humana”.

Asimismo, puntualiza que “los pueblos están demostrando que es posible derrotar la ofensiva imperial, que en sus propósitos acude a la criminalización de la protesta social, el confinamiento y desplazamiento de poblaciones, el asesinato de líderes sociales y políticos, el feminicidio, la persecución a líderes de gobiernos progresistas y a la judicialización de la política”.

Tras lo que sostiene que “se abren tiempos de esperanza. La unidad es vital y constituye un deber; la movilización, un grito de orden; la organización popular, una tarea inminente; y la integración, una estrategia que nos llevará a la victoria”.

 

Agenda

 

Los participantes en el Encuentro reafirmaron su solidaridad con Cuba “movilizándonos en acciones permanentes, intensivas y sistemáticas de alto impacto mediático, contra la escalada agresiva del imperialismo yanqui, como parte de la Campaña internacional ‘Manos fuera de Cuba’”.

También a exigir que se levante el “recrudecido, criminal y genocida bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba por el gobierno de EE.UU. y respaldar la Resolución que se presentará ante la Asamblea General de la INU, los días 6 y 7 de noviembre de 2019, seguros de otra contundente victoria de la comunidad internacional”.

Asimismo, denunciaron “las amenazas y agresiones de diversa naturaleza sobre todos los gobiernos soberanos que se niegan a servir a la potencia hegemónica, que busca instalar bases militares en sus territorios y usurpar sus recursos estratégicos”.

Así como “los graves riesgos que entraña para América Latina, el Caribe y el mundo, la decisión de activar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, orientado a respaldar militarmente el afán del gobierno de EE.UU. de revivir la Doctrina Monroe”.

Por otro lado, hicieron pública su “firme solidaridad con la Revolución Bolivariana y Chavista, la unión cívico-militar del pueblo, y su legítimo presidente Nicolás Maduro Moros que ha sabido defender con firmeza su soberanía frente a las agresiones de todo tipo del gobierno de EE.UU. y sus aliados entreguistas que adoptan medidas contra los verdaderos representantes diplomáticos del gobierno venezolano. Apoyar el diálogo con sectores de la oposición para mantener la paz en Venezuela”.

También llamaron a “intensificar la movilización en reclamo de la inmediata liberación del compañero Luiz Inácio Lula Da Silva, víctima de la judicialización de la política, que tiene como fin la persecución y encarcelamiento de líderes políticos de izquierda y progresistas latinoamericanos”.

Y felicitaron “al pueblo del Estado Plurinacional de Bolivia por su victoria en el proceso electoral y al presidente Evo Morales Ayma por su reelección, como resultado de las medidas en beneficio popular y el crecimiento económico. Igualmente, denunciar los intentos de golpe de estado y de desestabilización desatada por sectores de la oposición, instigados por EE.UU., contra la paz y la seguridad ciudadana en Bolivia. Condenar los intentos de la administración estadounidense de desestabilizar al gobierno de Nicaragua y reiterar el derecho de su pueblo a la Paz.

Tras lo que –entre otras cosas- apoyaron “la demanda histórica del pueblo argentino por la recuperación de las islas Malvinas, territorio que legítimamente le pertenece”, denunciaron “a los gobiernos que, siguiendo los dictados del imperialismo yanqui y las recetas del FMI, imponen a sangre y fuego a sus pueblos políticas neoliberales de choque, profundizando la injusticia social y afectando especialmente a los sectores más vulnerables de la sociedad” y condenaron el uso de la fuerza y la represión “para intentar aplastar los justos reclamos de los movimientos sociales y populares”.

Por lo que apoyaron “la decisión del pueblo de Chile a rebelarse en las calles con valentía para abrir las grandes alamedas contra las políticas represivas y antipopulares del gobierno, y condenar el empleo de torturas, violaciones, mutilaciones y muerte de ciudadanos chilenos a manos de los órganos represivos del país” y condenaron “la represión en Ecuador y el costo en vidas humanas para ese hermano pueblo que se enfrenta al paquetazo neoliberal”, al tiempo que repudiaron “al gobierno pro imperialista de Jair Bolsonaro, plegado a los intereses de EE.UU. y empeñado en revertir los avances alcanzados en ese hermano país, destruir los procesos de integración y toda expresión progresista y de izquierda en la región”.