Su peor alumno

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ajustazo para la Educación. En medio del debate por el Proyecto de Presupuesto 2019 Rogelio De Leonardi, Andrés Sarlenga y Lilen Figueroa analizaron la iniciativa gubernamental y advirtieron sobre las consecuencias de su implementación.

El capítulo dedicado a Educación del Proyecto de Presupuesto (PP) que está en el Senado, es un correlato de la línea política que tiene un hito en la negativa gubernamental a cumplir con la Ley que obliga la convocatoria de la Paritaria Nacional.

Pero también en el desinterés en consensuar una salida para la paritaria 2018 de la provincia de Buenos Aires, que no se cerró todavía en un contexto en el que los salarios de aquellas que cerraron la propia, quedaron muy lejos de la inflación que acumula 47,2 por ciento en los últimos doce meses, de acuerdo a un reciente relevamiento del Instituto Estadístico de los Trabajadores.

Queda claro que, aún para aquellos que puedan tener una mirada optimista, la inflación va a estar por encima de este guarismo.

Y, con este telón de fondo, el Proyecto de Presupuesto pretende llevar la partida destinada a Educación de los 201.705 millones de pesos del que está vigente a 229.304 millones, esto es apenas un 13,7 por ciento en términos nominales.

Así las cosas, si prospera en la Cámara Alta, el ejecutivo habrá perpetrado un nuevo capítulo de su estrategia de desfinanciamiento del sector, a lo que se le añade la caída en lo que perciben los maestros jubilados por el congelamiento del Fondo de Incentivo Docente y el Fondo Compensador.

Un informe que elaboró Ctera, explica que el PP implica una caída real del 39 por ciento en Educación.

El desagregado da cuenta de un ajuste de 77 por ciento menos para infraestructura, 69 en el caso de Aprender Conectados y Conectar Igualdad, 68 en lo inherente a edificios para jardines, 60 en programas socioeducativos, 36 en formación docente y 35 para el caso de becas para estudiantes.

Este escenario de creciente desfinanciamiento del sector, tiene su contracara en los incentivos que se le otorga al sistema de gestión privada, donde más del setenta por ciento de las escuelas recibe subsidios estatales.

Pero también habla de una estrategia que tiende a la destrucción progresiva del sistema público, gratuito y universal de Educación.

El mecanismo es el mismo que se utiliza con los sistemas público y universal de jubilaciones y salud: desfinanciar, perseguir, acorralar y desprestigiar para construir consensos que permitan la privatización al menor costo posible, para convertirlos en negocios privados con clientela cautiva. Esto es, el sueño del capitalismo.

 

Voces del aula

 

¿Pero entonces qué pasa con este PP sobre el que deberá expedirse el Senado? “Este presupuesto se corresponde a una  política económica de terror, está confeccionado por un gobierno de ricos para ricos”, advirtió el titular de la AMP de La Rioja, Rogelio De Leonardi, quien recalcó que “con este Presupuesto se produce un retroceso inconmensurable, ya que es la implementación de las recetas del FMI que nos lleva a una muerte lenta”.

Por su parte, desde Amsafé-General López, su secretario de Prensa Andrés Sarlenga, aseveró que “las ideas neoliberales que plasma el Presupuesto, colocan a la Educación en el papel de instrumento para adaptar a los estudiantes como futuro personal mal remunerado de empresas y el capital financiero”.

Y, la integrante de La Violeta de La Pampa, Lilen Figueroa, fue clara para señalar que “éste es el Presupuesto del FMI, que traerá más miseria y pobreza a los trabajadores y, por consiguiente, a las familias de nuestros alumnos”.

De la mano del PP se profundiza el ajuste en las partidas destinadas a Formación Docente e Infraestructura, área donde las consecuencias de la desidia y el desfinanciamiento se vieron con absoluta crudeza con la explosión que, en la escuela 49 de Moreno, provocó la muerte de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez.

“La única forma de implementar este plan, es con un ajuste feroz que nos va a perjudicar de mil maneras, nos llevará al cierre y fusión de grados, a la pérdida de horas cátedra en los niveles secundario y terciario, mientras que la política orientada a las universidades va a significar el cierre de muchas carreras”, alertó De Leonardi.

Al tiempo que Sarlenga, recordó que en su provincia el recorte en Educación ya se hizo sentir y algo similar ocurre en La Pampa, donde Lilen Figueroa hace hincapié en que “ya se sienten las repercusiones de las políticas llevadas a cabo por el gobierno nacional y las consecuencias del Presupuesto 2019, serán aún peores”.

Asimismo, la docente pampeana advirtió que “¿si se prevé un 35 por ciento menos en becas para los estudiantes, qué tipo de educación de calidad podremos tener?”. Y trazó un panorama sombrío cuando dijo que “acá nos alarmamos cuando hay un fin de semana largo, porque sabemos que después nuestros alumnos vienen desesperados de hambre, muchos solo tienen una comida al día y la taza de leche de la escuela es el único lácteo que consumen”.

Por lo que remarcó: “la situación es grave, muy grave. En algunas escuelas los chicos se desmayan de hambre”.

El que delinea Lilen Figueroa es un escenario terrible, pero se vuelve peor cuando se toma nota de que el recorte en Educación viene asociado al que el PP perpetra en otras áreas del Estado, como Salud, Desarrollo Social, Vivienda y Obras Publicas.

“De cara a esto hay una necesidad imperiosa de conformación de un centro coordinador de las luchas”, insiste De Leonardi y remarca que “las luchas van a proliferar y sigue faltando alguna forma de coordinación de las mismas”.

Y puntualizó que “el desafío es el fortalecimiento de todas las centrales de trabajadores y una actitud clara de unidad en la lucha, profundizar los debates y llegar lo más plantados posible al 2019”.