Jujuy resiste

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Los pueblos indígenas realizaron una asamblea contra la autorización otorgada por el gobernador a un emprendimiento minero.

Comunidades originarias de Jujuy resisten el avance de las grandes mineras avaladas por el gobernador de Cambiemos Gerardo Morales.

Los pueblos de la Cuenca de Salinas Grandes y Laguna de Guayatayoc realizaron una asamblea en la que reafirmaron que están dispuestas a luchar por sus derechos. Además, reclamaron al gobierno provincial que anule el llamado a licitación para nuevos proyectos de explotación de litio en el suelo jujeño. En ese sentido, las comunidades denuncian que Morales permite la extracción del litio, situación que deja una zona de “sacrificio ambiental” que elimina toda forma de vida en el lugar.

Luego de la asamblea, Verónica Chávez, de Santuario Tres Pozos, una pequeña localidad en el departamento de Cochinoca que se encuentra a 150 kilómetros de la capital jujeña, remarcó en Página 12: “nosotros estamos aquí haciéndonos respetar. Somos los dueños de este territorio y aquí entraron las empresas sin nuestra consulta y no sé cómo los autorizó el gobierno”.

Al respecto, Leo Rosales, responsable del Partido Comunista de Jujuy señaló que “este conflicto viene hace tiempo ya que Gerardo Morales autoriza la extracción de litio a empresas extranjeras” y que “esto generó malestar en las comunidades originarias ya que es obligatoria la consulta previa”.

En ese sentido añadió que “el gobierno solo busca garantizar los intereses de la mineras sin tener en cuenta la contaminación que esto genera”.

A su vez, el integrante de la CTA jujeña explicó: “en este escenario no tenemos ninguna instancia para canalizar nuestras demandas, por eso es que llevamos una asamblea en la que aprobamos medidas de fuerza para visibilizar el conflicto”. También recalcó que “la soberbia del gobernador hizo que nos planteen en las reuniones que se había pautado, por lo tanto el conflicto sigue y pelearemos contra un ejecutivo jujeño que margina a los sectores vulnerables”.

“Los pueblos originarios seguirán con esta lucha y pedirán la solidaridad de todas las organizaciones del campo popular”, enfatizó Rosales.