El cordobazo mas presente que nunca

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El secretario Sindical del Partido Comunista, Mario Alderete, analizó el paro del 29 en el marco del Cordobazo  y la integración del PC al Frente Patriótico.

En el marco del 50 aniversario del “Cordobazo” expresión cabal de la unidad obrero-estudiantil y popular, cuya acción organizada, combativa y en las calles, determinó el inicio de la derrota de la dictadura cívico-militar encabezada por el general Onganía, Mario Alderte reflexionó sobre el paro que con contundencia se llevó a cabo ayer.

“Este paro se tendría que haber generado antes, sin embargo que sea en el marco del Cordobazo como campo popular, nos lleva a pensar que tipo de sindicalismo queremos y necesitamos”, sostuvo Alderete.

En este sentido, criticó a la CGT calificándola como “nefasta”. “La CGT pretende regular el conflicto instaurando un “diálogo social” el cual está basado particularmente  en el principio de la conciliación de clases, el colaboracionismo”, remarcó el dirigente del PC.

Por lo que reforzó su argumento en que “esto lo vemos en la negativa a marchar por un camino de construcción de unidad y fortalecimiento de la organización".

Por otro lado, refiriéndose al cordobazo, Alderete aclaró que no hay que olvidarse del “Correntinazo” y el “Rosariazo”, ya que  “pusieron de manifiesto la posibilidad  y la necesidad de unir en la acción y con un programa mínimo al conjunto del pueblo, encabezado por la clase obrera, ganados por la voluntad y el convencimiento de que era imprescindible derrotar al enemigo principal”.

En esta línea, recordó a Agustín Tosco que junto con otros dirigentes como los que “supieron  construir  los caminos correctos a fin de superar las divisiones que lamentablemente existían en el movimiento, sabiamente planteó la tesis, corroborada en la práctica, de que existían  dos tipos de sindicalismo: el colaboracionista y el de liberación”.

El colaboracionista inspirado en el concepto ideológico de conciliación  de clases y que es el que practicaban y practican aún  ciertos dirigentes sindicales dispuestos a un  diálogo social claudicante ante  los gobernantes de turno y las grandes corporaciones.

Sin embargo, el de liberación se inspira en la independencia y autonomía de clase para  luchar por la unidad, la satisfacción a los reclamos de la clase trabajadora,  el respeto de  sus derechos y conquistas y la participación junto a las masas populares en la creación de alternativas político-sociales capaces de  construir sociedades mas igualitarias, soberanas, de integración de la patria grande latinoamericana,  independiente y antiimperialista.

Asimismo, Alderete también llamó a recordar a sindicalistas que participaron del Cordobazo como “Elpidio Torres dirigente de Smata y de la CGT de Córdoba, Atilio López de UTA y dirigente de la CGT de los Argentinos de aquella  provincia, Agustín Tosco  y Alberto Caffarati, de Luz y Fuerza, gremio independiente en ese momento, Jorge Alberto Canelles de la Construcción, René Salamanca de una empresa automotriz y otros que seguramente actuaron con idéntica valentía en  planos de diferentes  trascendencias”.

 

“Unidad y disputa sin perder la identidad”

 

Mario Alderete analizó la integración del PC al Frente Patriótico y la fórmula presidencial Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. “Es una medida acertada teniendo en cuenta las circunstancias actuales que viven las masas populares”, sostuvo Alderete.

En este sentido, enfatizó en que “responde a una necesidad en este momento de dispersión del campo popular donde hay una activa intención de la derecha en perpetuarse en el poder para seguir atentando contra la clase trabajadora”.

Por lo que mencionó una “predisposición de ampliar el espacio popular con vistas de derrotar al macrismo”. Por lo que dijo que como parte del Frente Patriótico estamos decididos a apoyar la fórmula”.

Asimismo, aseveró que “la situación que nos deja este gobierno es trágica y es sin duda una pesada herencia”. Por lo que analizó la agudización de un capitalismo en crisis; citando al Papa Francisco: ‘está desatada la tercera guerra mundial por caminos diferentes’,  utilizando los medios hegemónicos, fuerzas armadas, promocionando bases militares, ocupaciones a través de golpes judiciales. En esta situación el imperialismo vuelve a tratar  más a fondo la idea de que América Latina es el patio trasero de Estados Unidos.

A su vez, llamó “a denunciar la pretensión de la derecha norteamericana, en concordancia con opositores venezolanos de desconocer la voluntad de voto del pueblo venezolano expresada en las urnas a través de un proceso electoral democrático y transparente avalado por organismos internacionales” y también mencionó las acciones desestabilizadoras a los gobiernos populares de Cuba, Bolivia y Nicaragua.

Por lo que señaló que “en estas condiciones es necesario impulsar cambios profundos de carácter social en América Latina y si derrotamos al macrismo, va a ser de utilidad para sacar a las derechas del continente”.

Para finalizar, agregó que “hay que cambiar la correlación de fuerzas, organizar las masas desde abajo y para eso es necesario un frente”.

“Los comunistas no somos neutrales y por eso vamos a esa coalición y eso no significa ni que perdamos nuestra identidad ni que abandonemos el principio dialéctico de la unidad y disputa”, sostuvo Mario Alderete.