Unidad de los trabajadores contra el macrismo

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La Lista Violeta, en unidad con la celeste, azul y blanca y azul y grana, se prepara para enfrentar el tramo final de cara a las elecciones de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), en la Ciudad de Buenos Aires, que se desarrollarán el 3 de diciembre próximo.

La Violeta, integrada entre otros por militantes de la Agrupación Docente Estudiantil La Rayuela, se propone contribuir a las luchas contra el neoliberalismo en la Ciudad, encarnado en el gobierno PRO de Horacio Rodríguez Larreta. Como quedó claro en los últimos años, el protagonismo de los sindicatos docentes en la defensa de la educación pública, resultó un aporte fundamental para poder frenar las aspiraciones de restauración neoliberal en la Argentina.

En ese sentido Antonella Bianco, dirigente de la Violeta y candidata a vocal titular, afirmó que “nuestra convicción es que el enemigo principal en la ciudad es el macrismo”, por ende, “la contradicción principal es esa y es la que venimos construyendo en las calles en estos años de resistencia al neoliberalismo”.

En esa resistencia, “los trabajadores organizados hemos sido protagonistas” dijo y valoró que “estas luchas contribuyeron a la victoria de la fórmula Fernández-Fernández en las elecciones presidenciales”.

Ahora, “después de la victoria de Larreta en la Ciudad, la unidad es más necesaria que nunca”, analizó. Por ello, “entendemos que es con organización popular, en las calles, en las escuelas, donde vamos a poder profundizar nuestro trabajo y nuestro rol en la batalla cultural que tenemos que dar”. 

Al respecto, “nosotros estamos convencidos que tenemos que construir en las escuelas una pedagogía emancipatoria, que recupere la voz de los trabajadores y las trabajadoras de la educación. A partir de este trabajo, y construyendo con el territorio en los barrios, con los vecinos y la comunidad educativa, vamos a poder revertir este sentido común neoliberal que se instaló desde hace tanto tiempo en la Ciudad de Buenos Aires”.

Por ejemplo, “la implementación de la ESI en las escuelas es parte de nuestra plataforma, que incluye la resistencia al cierre de los profesorados, la resistencia al cierre a las escuelas nocturnas y, por supuesto, la implementación de la ESI con perspectiva de género no binaria”, aseveró.

Por otra parte, respecto a lo que viene, dijo que “la recuperación de la paritaria nacional docente es fundamental. No haber tenido esa herramienta durante todos estos años ha hecho que nuestros salarios y nuestras condiciones laborales de enseñanza y aprendizaje se hayan prácticamente caído a niveles estrepitosos”.

Por eso, “la paritaria la vamos a volver a discutir a nivel nacional, no solo nuestro salario y nuestras condiciones como trabajadores, sino volver a discutir sobre el rol de la escuela pública con centralidad en el conocimiento: ¿qué queremos enseñar? ¿cómo queremos enseñarlo?”, concluyó.