Sin propuestas en la Ciudad

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Soledad Acuña, Ministra de Educación porteña, remarcó que no habrá propuesta hasta no acordar con el Gobierno de Alberto Fernández sobre la coparticipación. La comunidad educativa exige mejorar su situación.

La ministra de Educación, Soledad Acuña, dijo que no habrá propuesta concreta hasta que no haya acuerdo entre la Gestión Rodríguez Larreta y el Gobierno Nacional sobre los fondos de coparticipación.
Este es el principal saldo que dejó la reunión inicial de la paritaria docente de la Ciudad de Buenos Aires, que se llevó a cabo hoy jueves en la que –según coincidieron los gremios- no se pudo hablar de recomposición salarial.
El encuentro que tuvo lugar en la sede que la cartera educativa porteña posee en la Villa 31 dejó un sabor a nada para los trabajadores. De todos modos, Acuña propuso avanzar en la puesta en marcha de comisiones de salud y condiciones laborales.
Así las cosas, tras la reunión, desde diferentes espacios gremiales que participaron se coincidió en poner en duda que se pueda cumplir con el inicio del ciclo lectivo si el Gobierno de la Ciudad persiste en esta postura.
Vale citar que antes del encuentro, Ademys recalcó que pediría que el salario inicial sea no menor a cuarenta mil pesos y que se estipule una cláusula gatillo.
Por su parte, el titular de la Unión de los Trabajadores de la Educación (UTE), Eduardo López, insistió con que es preciso que el ejecutivo de la Ciudad garantice que haya vacantes suficientes para todos los estudiantes, porque así como están las cosas –recalcó- si las clases comienzan el 2 de marzo “quedan 25 mil chicos afuera”.
Asimismo, reclamó que se debe respetar el Estatuto Docente y “la transparencia en el acceso a los cargos” y fue claro al advertir que el sueldo de un maestro en la Ciudad “está por debajo de la línea de la pobreza”, por lo que demandó que se formalice “un aumento por arriba de la inflación y un incremento en las Asignaciones Universales por Hijo”.

La desidia del PRO

Antonella Bianco, integrante de UTE, puntualizó que "desde la UTE pidiendo que se abra esta mesa de negociaciones desde enero y recién tuvimos respuesta ayer para que nos reunamos hoy, lo cual demuestra poco interés en el Gobierno de la Ciudad en que el conflicto se resuelva en favor de los y las trabajadores".
A su vez, Bianco remarcó: "venimos exigiendo una recomposición que supere la inflación de la Ciudad de Buenos Aires. También pedimos la apertura de jardines infantiles y escuelas por la falta de vacantes: hay 25 mil chicos sin vacantes que no pueden comenzar el ciclo lectivo".
Entre otros reclamos, la integrante de La Rayuela señaló que "se exigió al Ministerio que respete el estatuto docente, hemos visto como el Gobierno de la Ciudad intentó burlar el estatuto docente para los concursos de traslado por primera vez en décadas".
Por último, la vocal electa de UTE enfatizó: "exigimos un aumento en las asignaciones familiares, que en este momento es de 270 pesos por hijo, que equivale a un paquete de yerba".