Hasta la victoria, camarada Luis Fajardo

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

MUERTOS POLÍTICOS EN VENEZUELA  -  El dirigente comunista, reconocido líder campesino, fue ametrallado junto a su cuñado desde un vehículo en movimiento. Ambos murieron.

La situación venezolana nuevamente brindó un detalle nada menor del delicado punto al que se arribó en el país hermano: un reconocido dirigente campesino, integrante de la dirección nacional del Partido Comunista de Venezuela, fue asesinado. Iba junto a su cuñado en moto cuando el hecho ocurrió. Ambos resultaron muertos por las balas, disparadas en ráfagas desde un vehículo en movimiento.

Ocurrido el miércoles 31 a la noche, el atentado a un referente político comunista fue denunciado desde la dirección del PCV y, aunque todavía no recibiera mucha difusión mediática, habla a las claras de una cabal persecución política.

El hecho se dio en la localidad de Nueva Bolivia, que en el estado de Mérida forma con la zuliana de Caja Seca una pequeña conurbación al sur del Lago de Maracaibo, zona cercana a la frontera con Colombia, rica en petróleo y ganado y en la cual Fajardo era conocido por su activismo contra los terratenientes locales y políticos, que ya lo habían amenazado y que el PCV caracterizó de “corruptos”.

Fajardo iba acompañado de su cuñado, Javier Aldana, también activista campesino, también asesinado por la balas de la violencia. Fue cuando ambos se dirigían a casa y desde un vehículo en circulación. Preocupa sobremanera el hecho de que todo haya sido a un centenar de kilómetros de la frontera colombo-venezolana, una de las más calientes del mundo en este momento.

Oscar Figuera, secretario del PCV, además de firmar el comunicado con que el partido difundió la muerte de los militantes denunció en el mismo que la dirección de los comunistas venezolanos ya había planteado “infinidad de veces la amenaza a la vida de nuestro combativo camarada Fajardo”, sin que las autoridades desmontaran el dispositivo asesino ni adoptara algunas medidas  de protección”.

“Hacemos responsables del asesinato de nuestro camarada a los terratenientes del sur del Lago, a miembros de la Guardia Nacional y políticos corruptos que públicamente le amenazaron”, agregaron. También manifestaron la exigencia expresa al gobierno nacional bolivariano, de una “exhaustiva investigación y ejemplar castigo a los asesinos”.

El Partido Comunista de la Argentina hizo llegar al PC venezolano, su solidaridad.