Viernes, 24 Marzo 2017


Cómo continúa la lucha contra la impunidad PDF Imprimir E-mail
(Juicios a los genocidas)
E
n un intercambio de Nuestra Propuesta con dirigentes de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, se abordó el tema de los juicios en curso y los que abrirán en los próximos meses.


José Schulman, secretario de la Liga, señaló que en la búsqueda de justicia nos chocamos con tres elementos vigentes y fundamentales de impunidad. En primer lugar, del conjunto de las condenas por medio de los juicios, nada más que el tres por ciento están firmes, lo que implica que ese porcentaje de condenados en este momento cumplen sus condenas en cárceles comunes.


En segundo lugar, las dilaciones y dispersión de los juicios avalan la impunidad biológica, al dejar sin reparación los crímenes cometidos por los imputados y retrasar los procesos.


Y en tercer lugar, que recién está saliendo a la luz la responsabilidad de los grupos económicos que instigaron y se beneficiaron del golpe de Estado.


Responsables económicos


En este último aspecto, Olivier Reboursin agregó que la Liga fue de los primeros denunciantes al hacer una causa, específicamente contra el directorio de Acindar por el denominado “Operativo Serpiente Roja del Paraná”. José Alfredo Martínez de Hoz, entonces presidente de la empresa, se reunió con Isabel Martínez de Perón y sus ministros y de ahí surgió la idea de tomar Villa Constitución el 20 de marzo del 75 dando a conocer un comunicado decreto asumiendo que se desactivaba un “complot terrorista en la costa del Paraná para meter terror en toda esa franja industrial”. Acindar pagaba a la policía, la guardia rural Los pumas, que funcionaban en la mismas instalaciones. También funcionaba allí uno de los primeros centros clandestinos de detención y tortura. No es un tema de civiles o militares, ya que fue el general Alcides López Aufranc quien reemplazó a Martínez de Hoz en Acindar representando al poder económico desde el Consejo Empresario Argentino, donde se gestó el discurso de la lucha contra los sindicatos, con el terror como mecanismo, beneficiándose con la modificación de las condiciones de trabajo mediante el secuestro de las comisiones internas y las prohibiciones de la huelga y la acción sindical. Y con los negocios: se estatizó la deuda, generando la concentración de la riqueza y el plan neoliberal que se aplicó en la dictadura y en los tiempos de Menem.


Querellantes


Sobre los juicios, donde el Partido Comunista es querellante  colectivo y que se inician en los próximos meses, Liliana Mazzea resaltó la importancia del juicio de Zona Oeste, que incluye el caso de la Mansión Seré, y dio precisiones sobre los planes coordinados en circuitos por parte del plan represivo. En cuanto al juicio de la Esma, donde el PC es también querellante, Pedro Dinani señaló que involucra -por lo menos hasta ahora- a trece de nuestros compañeros que pasaron por el campo de concentración de la Marina, como la familia Hueravillo, Inés Ollero, Ernesto Demarco, sobreviviente, el de Nuger y Galarcep, el de Kiper, el de los compañeros portuarios. La Liga propugna involucrar a todos los compañeros para que seamos protagonistas. No hay antecedente histórico sobre el juicio de la Esma y va a concitar la atención nacional e internacional a lo largo del proceso. Se trata de más de 700 casos. 


Etapas


Graciela Rosenblum, presidenta de la Liga, sostuvo que la apertura de los juicios se hace sobre la base de los juicios que estaban parados por las leyes de impunidad, pero que siempre tuvieron como elemento central, y siguen teniéndolo, al movimiento popular. Son los organismos de derechos humanos, las víctimas directas, los sobrevivientes, las organizaciones sociales, las organizaciones políticas, algunas en su calidad de querellantes, como el Partido Comunista, y otras, acompañando a partir de la participación en algunos momentos concretos del desarrollo de esa investigación o de ese juicio.


Inflexión


El otro tema es que estamos en un momento de inflexión en cuanto a los juicios, las dificultades que se encuentran para que se haga efectiva esa idea que anunció Cristina Fernández en la apertura del año legislativo: “Espero que en estos cuatro años de mi mandato, estos juicios que han demorado más de treinta años en ser iniciados, puedan ser terminados”.


Cada  momento en que se traten esos casos será un momento de tensión para el Partido, para expresar nuestra memoria y nosotros tenemos que salir a esclarecer hacia el interior del juicio, concretamente con la presencia de la querella del Partido Comunista, pero también desde afuera, con la acción del Partido hacia el movimiento popular para asumir los juicios.


“De nuestros compañeros desaparecidos y asesinados, el cinco o seis por ciento pasaron por la Esma. El Partido tiene que salir a construir con el movimiento popular un  respaldo al trabajo que van a realizar muchos compañeros. Al interior del juicio, en cada audiencia, y esclareciendo a la sociedad”, afirma Rosenblum.


Se puede pelear contra el enemigo y sentarlo en el banquillo de los acusados, eso es una enseñanza muy pesada, sobre todo para las nuevas generaciones que no conocen la represión brutal, que han sufrido otro tipo de represiones.


A lo largo de estos treinta y pico de años demostramos que se puede pelear por la justicia, que no es la justicia totalizadora que nosotros pretendemos, pero es preciso señalar que se puede sentar en el banquillo de los acusados a algunos y que eso es una herramienta válida para el movimiento popular y para nosotros mismos, que tal vez veamos a los juicios un poco de lejos, o que no estamos aún incorporados en la cotidianidad de la militancia por fuera del movimiento de los derechos humanos.

 

 

Sitio web de Nuestra Propuesta, el semanario del Partido Comunista de la Argentina

Av. Entre Ríos 1039 (Código Postal C1080ABQ) Tel./Fax: (54) 11-4304-0066 / 68 / http://kochifarm.com/

Afiliacion

Aparición con vida