Viernes, 24 Marzo 2017


Democracia y poder popular PDF Imprimir E-mail

(Editorial de Nuestra Propuesta del 5 de julio de 2012)

La lucha por y en defensa de la democracia demuestra ser un rasgo constituyente del conjunto de los combates en América Latina, rente a los esfuerzos de las derechas oligárquicas y proimperialistas por mantener sus prerrogativas y enajenar el poder del pueblo. Los golpes de Estado de nuevo tipo en Honduras y Paraguay, así como los intentos desestabilizadores y golpistas en Venezuela, Bolivia y Ecuador, hacen que debamos instalar en nuestra agenda la convicción de que los cambios en sentido avanzado tienen que incluir la democratización de las sociedades, porque no se trata de inspiraciones o liderazgos personales o apacidades de alguna fuerza política por sí sola. Surgen entonces, por lo menos, dos aspectos a considerar, la estratégica articulación regional y la creación de poder popular.

Al ser las trasnacionales las que egemonizan el sistema productivo, sobre todo en los sectores minero, agrícola y energético, o ea en el negocio de los recursos naturales, se concentra la propiedad, la ganancia, empeoran as condiciones de vida, y por eso es estratégica la acción común de los países de la región, dada a debilidad industrial, la estructura productiva de bienes primarios y la extranjerización de que padecemos, y la unidad en torno de articulaciones como Mercosur, Celac, Unasur, Alba y otras, fortalecen la independencia regional a la vez que la de cada país, para defenderse del acoso de los organismos internacionales como el FMI o el Banco Mundial y aportar a las perspectivas emancipatorias.
El fuerte debate que se vive en nuestro país, en torno de la cuestión impositiva, no alcanza a llegar al fondo de las desigualdades vigentes. Sobre la base de la aplicación del IVA, es decir, al consumo básico de la inmensa mayoría, el hecho de que la renta financiera está exenta del impuesto a las ganancias, que los ingresos de los jueces y las ganancias de capital no están gravados, que las mineras tienen un esquema tributario privilegiado, queda visible un esquema de desigualdad francamente antidemocrático. Es cierto que el Estado puede captar la renta mediante retenciones, aplicar una reforma tributaria,  controlar directamente la explotación de los recursos, pero es ahí donde aparecen las limitaciones del gobierno ara afectar a sectores de poder.
En la Argentina, la larga lucha e la izquierda y los sectores populares por los derechos de los trabajadores, en contra de las dictaduras, por los derechos humanos, en contra de las leyes represivas y las rémoras profundamente antidemocráticas en el sistema institucional, llevan acumulada una larga experiencia de
denuncia, organización, acción  influencia social, muy valiosas para dar sustento a la creación de poder popular, es decir, a la toma de conciencia activa y organizada sobre la función de la unidad y organización del movimiento político y social popular. Existe por lo tanto un patrimonio político e ideológico acumulado, pero a su vez, puede verse que la correlación de fuerzas y la organización son perentorias para afirmar las expectativas liberadoras. Esto requiere de formaciones políticas frentistas, con programa y organización, que contribuyan a eliminar la dispersión de los sectores con vocación de poder y no solo de actuación electoral o de corto plazo, aunque no en su desmedro.

 

 

Sitio web de Nuestra Propuesta, el semanario del Partido Comunista de la Argentina

Av. Entre Ríos 1039 (Código Postal C1080ABQ) Tel./Fax: (54) 11-4304-0066 / 68 / international business law

Afiliacion

Aparición con vida