Viernes, 24 Marzo 2017


La ley De Mendiguren PDF Imprimir E-mail

(Editorial de Nuestra Propuesta del 1 de noviembre de 2012)

El diputado socialista Jorge Rivas votó en contra de la iniciativa oficial de modificación de la Ley de Riesgos del Trabajo, ya que considera que “se ha desperdiciado una gran oportunidad para reformar a fondo esa norma que constituye un verdadero lastre de los noventa, que padecen los trabajadores”.

“De lo que se trata -insistió el legislador, que integra el bloque del Frente para la Victoria- es de replantear en conjunto el problema de la prevención de los riesgos del trabajo y de proseguir con el proceso de ampliación de derechos en curso, en lugar de mantener vivo un negocio de las patronales como el pergeñado durante el menemismo, en perjuicio de los sectores más desprotegidos de nuestra sociedad.”

En estas palabras se precisa lo que también señala la declaración del Partido Comunista, “perjudica notablemente a los trabajadores”.

El Poder Ejecutivo maneja sus tiempos, sus alianzas, sus acuerdos con sectores de la sociedad, en este caso con el empresariado de la UIA -a la ley la llaman De Mendiguren- descontento con los buenos tratos con AEA, y enojado con la “industria de los juicios”, que no manejan precisamente los trabajadores, que sufren alta siniestralidad laboral en accidentes de trabajo, sino los estudios de abogados, muchas veces en connivencia con el sindicalismo empresario. El Poder Ejecutivo con esta ley que propugnó, pasa por alto que ha hecho declaraciones sucesivas de ruptura con las políticas neoliberales de los años noventa y acerca de que nunca perjudicaría a los trabajadores. Al respecto Hugo Yasky, de la CTA, señaló que “creemos que ha sido una concesión al sector empresario y que tiene en este aspecto una actitud poco inteligente, porque no se trata de reducir el litigio, sino de reducir los accidentes y las enfermedades crónicas que tienen que ver con la actividad laboral”.

Nuevamente el gobierno parece creer que por facilitarle beneficios, la burguesía se hace más buena y más nacional. No es así, se hace más burguesa, más voraz y más cruel.

Pero también hay un Poder Legislativo, y en este caso, salvo la singular excepción de Jorge Rivas, y la abstención de Recalde, los diputados han omitido que la ley que votaron deja un derecho cercenado. Entre los diputados pro patronales es lógico que así sea. En los que votaron a favor ha primado el criterio erróneo acerca de proteger a la señora Presidenta de la Nación de reales embates nacionales e internacionales con la intención de desestabilizar a su gobierno.

Se equivocan los diputados del Frente para la Victoria y sus bloques aliados, porque ante los embates de la derecha, los mayores y valorables éxitos del gobierno han sido las medidas más profundas y avanzadas.

Viene al caso recordar la vigencia de la anticonstitucional ley llamada Antiterrorista, votada con similares argumentos, en condiciones materiales de ser utilizada contra los luchadores populares.

Vale recordar también lo que señala la declaración del PC: los derechos laborales son derechos humanos, y es una grave contradicción ideológica alegar que se defienden los derechos civiles y políticos, pero se retrocede cuando se trata de derechos sociales, ya que los derechos humanos son indivisibles e interdependientes.

Sin embargo, el camino no es el de sumarse al coro heterogéneo liderado por Moyano y otros, o desconocer la relación de fuerzas existente en el campo popular, sino, una vez más, sin descanso, continuar la larga marcha hacia la construcción de una fuerza que represente al espacio popular. La derecha no tiene a los revolucionarios como el polo de la contradicción, la batalla se libra entre sectores burgueses, un sector decidida y brutalmente reaccionario y otro de intención progresista, de tercera vía. No son lo mismo. Con los sectores del gobierno es necesario ser enérgicos, flexibles y racionales. Nada de esto es la llamada oposición.

Por lo tanto, es necesario construir una fuerza frentista, con variados agrupamientos, con el espacio Unidos y Organizados, plural, unitaria, que organice a grandes sectores una poderosa herramienta que permita avanzar hacia el cambio social.

 

 

Sitio web de Nuestra Propuesta, el semanario del Partido Comunista de la Argentina

Av. Entre Ríos 1039 (Código Postal C1080ABQ) Tel./Fax: (54) 11-4304-0066 / 68 / Read Full Article