Viernes, 24 Marzo 2017


El huevo de la serpiente PDF Imprimir E-mail
(Editorial de Nuestra Propuesta del 15 de noviembre de 2012)
Eran muchos, de eso no cabe duda. Que estaban convocados con mucha preparación, tampoco. Los cientos de miles se manifestaron en contra de su falta de libertad, de su inseguridad, de la imposibilidad de atesorar sus ahorros en moneda extranjera, etcétera. A primera vista se amplió el número de la convocatoria anterior, pero no se enriqueció el espectro social representado por sectores de la burguesía y vastos sectores de profesionales y comerciantes, así como una buena parte de los empleados del sector de los servicios que laboran en la ciudad.
Todos ellos son prolijamente interpelados y adoctrinados por el accionar de los grandes medios monopólicos especialmente Clarín y La Nación, que se apoderan de su discurso y lo fogonean disciplinadamente. La carencia de reclamos precisos, objetivos inmediatos accesibles, liderazgos visibles y oradores que las expresen aparecen como un límite severo a la convocatoria.
Los que se movilizaron tienen una visión individualista del país que choca con un gobierno que asume políticas de recuperación de los recursos, que propicia una mejor distribución de la riqueza y que se ocupa de los que menos tienen.
Por su parte, dirigentes opositores trataron de capitalizar la marcha, sin contrariar a sus asistentes, que alegan no querer ser “usados”. Son contados los que se jugaron a ir. Muchos interpelaron a “la gente”, aunque prometiendo no estar.
Esta claro que la derecha argentina está transitando un camino de aciertos y errores hacia su recomposición ideológica y política buscando la imposición de un nuevo modelo económico, con una elevadísima concentración del lingreso y con elementos culturales autoritarios.
La Presidenta por su parte está dando respuesta al 8-N, de manera no frontal, pero sí en sus discursos “Tenemos que ser muy inteligentes, muy sensatos y estar muy tranquilos frente a las provocaciones que algunos quieren hacer para retornar el régimen ultraconservador que arruinó el país. No les vamos a hacer el juego. No nos vamos a dejar provocar” .
Pero es evidente que el actual modelo económico no logra superar la pesada herencia del neoliberalismo, intenta reformarlo, lo va haciendo en los nuevos tiempos de crisis, pero sin afectar de manera directa a las grandes corporaciones.
Se trata entonces de proponernos una lucha contra la derecha, abarcando los más diversos escenarios políticos y sociales del país. Un aspecto determinante en la lucha de ideas es el combate por abrir la puerta a una verdadera alternativa política popular, de los trabajadores y el pueblo, que sea también capaz de articular a sectores medios seducidos por la idea de oposición, y no precisamente espontánea, como único camino posible.
La búsqueda de una unidad amplia y profunda, de no fácil realización, pero imprescindible para lograr que extendidos sectores populares dejen de ser sujetos individuales y aislados y se conviertan en agentes del cambio social, es el camino que el espacio Unidos y Organizados debe transitar por la unidad del campo popular para más democracia, más distribución de la riqueza, más profundización de cambios.
 

 

Sitio web de Nuestra Propuesta, el semanario del Partido Comunista de la Argentina

Av. Entre Ríos 1039 (Código Postal C1080ABQ) Tel./Fax: (54) 11-4304-0066 / 68 / http://kosickiemil.com/leadership-and-administration-in-youth-ministry/

Aparición con vida