Domingo, 26 Marzo 2017


Siempre por la justicia plena PDF Imprimir E-mail

(Editorial de Nuestra Propuesta del 23 de mayo de 2013)

El dictador, principal brazo ejecutor del terrorismo de Estado en todo el país entre 1976 y 1983, murió a los 87 años en la cárcel de Marcos Paz, condenado por crímenes de lesa humanidad. Como debía ser. Videla era el único sobreviviente de la primera Junta Militar, que integró con Emilio Massera y Ramón Agosti. La lucha de todos estos años se ha constituido en un verdadero paradigma de la lucha popular organizada, la que fue deshaciendo la teoría de los “dos demonios” a la vez que mantuvo viva en la conciencia colectiva la necesidad de exigir la verdad y la justicia plenas.

Es nuestro pueblo quien ha contribuido a mantener vigente la memoria histórica para hacer efectivo el Nunca Más, exigiendo el juicio y la condena a todos los responsables, civiles y militares, del terrorismo de Estado. Pero también hay enemigos, son los que, además de enriquecerse, inspiraron ideológicamente y actuaron en el golpe cívico militar. Hoy se investiga, con buenas pruebas de cargo a Carlos Blaquier y a Vicente Massot, que tendrán su juicio legal. Por eso es justo continuar avanzando en las denuncias y el esclarecimiento de la responsabilidad del poder económico concentrado, que pensó el plan genocida y sin cuya asistencia y apoyo financiero y logístico, la cúpula reaccionaria militar no podría haber obtenido los logros funestos que lamentablemente alcanzó en nuestro país con 30000 desaparecidos. También hubo silencio posterior, ocultamiento de pruebas, datos, nombres, documentos. Y la jerarquía de la Iglesia Católica fue cómplice esencial para este objetivo y, además, formidable encubridor.

Por esta razón repudiamos las declaraciones de Jorge Lanata, así como la columna de opinión de Jorge Bolita Sigal, que en el marco de la muerte del dictador Videla, quieren instalar la demonización del Partido Comunista argentino, que pagó con la sangre heroica y mártir de más de 300 compañeros desaparecidos, más de 500 encarcelados y otros miles de cesanteados o exiliados, una errónea apreciación de la situación política del momento, de la cual no estuvieron exentas la mayoría de las fuerzas de izquierda y partidos políticos en general. No es raro que este ataque provenga de periodistas serviles, que defienden a corporaciones como la de Clarín, que sí tienen las manos manchadas con sangre y que intentan desviar la atención de la opinión pública con toda clase de chicanas. Estos sectores no se resignan a perder sus privilegios, su impunidad, su dominio sobre la sociedad, enmascarando sus verdaderas intenciones de mantener el paradigma neoliberal vigente a toda costa.

En tanto, cuando se logra la anulación de las leyes de Obediencia debida y Punto final, durante el gobierno de Néstor Kirchner (recordemos que el proyecto original fue concebido y elaborado, en el año 1996, por el ya fallecido diputado comunista Floreal Gorini), se logró avanzar en la realización de juicios y condenas venciendo incluso la resistencia que en varias ocasiones pergeñó la corporación judicial. El Partido Comunista -que siempre a lo largo de la historia, tanto con gobiernos civiles como militares, fue víctima de la persecución y obligado en muchas circunstancias a actuar en la clandestinidad, y sus militantes sufrían persecución, represión, segregación de tipo macartista, desocupación, tortura y muerte- se siente orgulloso de haber participado como querellante junto a otras organizaciones populares y familiares de víctimas en juicios que han logrado ya condenar a cientos de responsables del genocidio.

 

 

Sitio web de Nuestra Propuesta, el semanario del Partido Comunista de la Argentina

Av. Entre Ríos 1039 (Código Postal C1080ABQ) Tel./Fax: (54) 11-4304-0066 / 68 / http://nepaltourholiday.com/

Aparición con vida