Domingo, 26 Marzo 2017


Elecciones y debates pendientes PDF Imprimir E-mail

(Editorial de Nuestra Propuesta del 1 de agosto de 2013)

Etchevehere, titular de la rancia Sociedad Rural, fijó su posición clasista en la inauguración de la muestra anual en el predio de Palermo: “Tenemos una política agropecuaria insólita, y nos quedamos sin el trigo, sin la harina y sin la torta”. Y prosiguió: “El mundo se nos cayó encima, señora Presidenta, y su gobierno dilapidó esas oportunidades y malgastó en subsidios, politiquería barata, prácticas populistas, corrupción y propaganda”. Fue más a fondo el ruralista, que reclamó volver a un Estado ausente y dejar las manos libres a una “producción” que se considera capaz de todo. De producir, exportar y, por supuesto, definir cómo y para quién se distribuye. La propiedad de la tierra.</p>

<p>De esto, en definitiva, es de lo que se trata: el catastro de la propiedad de la tierra en las 23 provincias determina que el total de hectáreas en manos de extranjeros es de 15.881.069, esto es un 5,93 por ciento de las tierras rurales en el ámbito nacional. Por debajo de la media se ubican las provincias que integran la zona núcleo del sector agropecuario: Buenos Aires (3,54 por ciento), La Pampa (2,58), Santa Fe (4,8) y Córdoba (1,04). El economista Eduardo Basualdo asegura que, pese a los profundos cambios desplegados en el sector, se mantiene y asegura la continuidad de la oligarquía terrateniente en nuestro país. En el libro Estudios de historia económica argentina se ilustra que “las violentas modificaciones en la propiedad del capital (durante la convertibilidad) no se expresaron en el sector agropecuario pampeano y específicamente en el agro bonaerense”. Y explica que “las transferencias netas de tierras vinculadas a los grandes propietarios bonaerenses fueron reducidas”, en la década del noventa como en la siguiente. O sea, nada ha cambiado. A tono con los reclamos del titular de la Rural, los candidatos de la derecha buscan posicionarse para intentar cosechar réditos en lo electoral. Las importantes manifestaciones opositoras realizadas en setiembre y noviembre de 2012 y en abril de 2013 solo tienen, a la fecha, incipientes intentos de constituir una representación política que las lidere, como es el caso de Sergio Massa. Igualmente, debemos tener en cuenta que, si bien existe una crisis en la oposición, también enfrentamos importantes niveles de crisis en la construcción de una alternativa popular organizada más allá de los recurrentes esfuerzos realizados en este sentido. El escenario electoral lejos está de presentarse fácil para el gobierno y desde el Partido Comunista entendemos que la mejor manera de encarar esta campaña es impulsando un debate sobre el proyecto de país, sobre los caminos a seguir, considerando lo expresado por la Presidenta en su discurso del 25 de Mayo pasado. En primer lugar, resulta importante destacar que la Presidenta manifestó que el proceso en curso desde el año 2003 no es un modelo económico, sino un proyecto político con objetivos económicos, sociales y culturales. Esta definición es de vital importancia, ya que habilita un debate positivo -aún pendiente, pese a la exhortación presidencial- acerca de cuáles son los lineamientos programáticos necesarios para avanzar en un proyecto de país liberado de las trabas del neoliberalismo e impulsar medidas y cambios estructurales que, entendemos, deben ser de corte socialista. Estos cambios y estas medidas, protagonizados por los sectores populares, deben apuntar a disputar el poder con los grupos monopólicos y los sectores elitistas y conservadores. Desde la vereda de enfrente de la Rural, nosotros también queremos definir cómo y para quién se distribuye.

 

 

Sitio web de Nuestra Propuesta, el semanario del Partido Comunista de la Argentina

Av. Entre Ríos 1039 (Código Postal C1080ABQ) Tel./Fax: (54) 11-4304-0066 / 68 / http://medienkompetenz-im-digitalen-zeitalter.ch/