Domingo, 26 Marzo 2017


Hacia el 27 de octubre PDF Imprimir E-mail
(Editorial de Nuestra Propuesta del 15 de agosto de 2013)
 Esto fue una primaria. Hablar de ganadores es un poco prematuro: el tablero político se va a mover mucho todavía. El 27 de octubre, día de las elecciones, seguramente habrá cambios. Pero a la hora de hacer un balance de lo ocurrido el domingo pasado, para los que integramos el Frente para la Victoria es una oportunidad para hacer autocrítica. Hay errores que pueden corregirse de inmediato, sobre todo en temas como la inflación y en materia tributaria, no sólo Impuesto a las ganancias para los asalariados. Y es necesario hablarle a los que no están convencidos. El FpV, si bien ostenta otra vez el lugar de la fuerza que resulta más votada en todo el país, perdió peso en distritos de importancia como la provincia de Buenos Aires, en Santa Fe y está complicado en Córdoba. Desde ya que las provincias del norte y de Cuyo son las que mantienen el mayor nivel de apoyo al gobierno en porcentaje de votos. Son, en términos relativos, las más pobladas con sectores populares, y quizá los que se benefician en mayor medida con las políticas públicas. 
Por su parte, la nueva derecha que se aglutinó en la candidatura de Sergio Massa dejó de disimular quiénes son sus padrinos. El intendente de Tigre no dudó en anunciar ante los grandes empresarios su programa presidencial: seguridad jurídica para las empresas privadas, desideologización y desregulación, reformulación de alianzas internacionales, generación de confianza para atraer inversiones, superación de fricciones con «el campo», mejora de la competitividad industrial tocando el tipo de cambio, «mirar al futuro y no al pasado», volver a endeudarse en el mercado financiero, permitir que los bancos vuelvan a intervenir en el sistema jubilatorio, establecer una política de metas de inflación, lo cual implica ajuste sobre salarios y gasto público, «luchar contra la corrupción», replantear la política energética y «garantizar la independencia de la Justicia». 
Es decir: la derecha fue a las primarias, aunque disimuladamente, con sus banderas de siempre, las dirigidas a conservar y ensanchar sus privilegios, buscando aniquilar las reconquistas -aún insuficientes, claro- de los sectores populares durante una década.
Era Marx el que afirmaba que capital que no crece, muere. De manera análoga podemos decir que proceso de transformación social o de reforma social progresista que no avanza, muere: abre flancos a la desestabilización del imperialismo y la derecha local, y fomenta la desmovilización, el voto de castigo y la abstención punitiva de los sectores populares defraudados. Resulta necesario recuperar nuestra soberanía económica, proponer una reforma impositiva que nos provea de una nueva estructura tributaria que habilite una verdadera distribución de la riqueza, lograr la sanción de una nueva ley de minería y la creación de una Empresa Estatal Minera que termine con el saqueo brutal del que somos objeto. Y emprender las luchas necesarias, entre otros, por alcanzar un sistema de salud y un sistema educativo que, superando la provincialización menemista, nos permitan contar con planes nacionales e integrales en estas áreas claves. La actual situación presenta serias dificultades y, como revolucionarios, es bueno que nos preparemos para enfrentar estadios aun más delicados. Reafirmamos que de este momento el gobierno no puede salir debilitando su voluntad de avance y menos aun cediendo a las presiones de la derecha. Estamos convencidos de que resultó muy positivo cuando, ante momentos difíciles, el gobierno respondió a la ofensiva, tomando algunas de las medidas más importantes de su gestión como fue, por ejemplo, ponerles fin a las afjp. Hoy más que nunca la salida debe encararse por izquierda, radicalizando las reformas y apuntando a tomar medidas que efectivamente sean de carácter estructural, abandonando las ilusiones de alcanzar un capitalismo serio o humanizado y tomando el mismo camino de Venezuela, Ecuador y Bolivia en la gran batalla por el socialismo del siglo 21. El escenario electoral lejos está de presentarse fácil para el gobierno y desde el Partido Comunista entendemos que la mejor manera de encarar esta campaña es impulsando un debate sobre el proyecto de país, y sus definiciones programáticas, desde una fuerza frentista y plural, que promueva y sostenga una acción del gobierno para llevar adelante los cambios estructurales que a esta altura resultan imprescindibles.
 

 

Sitio web de Nuestra Propuesta, el semanario del Partido Comunista de la Argentina

Av. Entre Ríos 1039 (Código Postal C1080ABQ) Tel./Fax: (54) 11-4304-0066 / 68 / http://mondellolidonews.it/cretsiz-online-kameral-sohbet-odalar/