Martes, 28 Febrero 2017


Una poderosa herramienta PDF Imprimir E-mail
(Editorial de Nuestra Propuesta del 21 de setiembre de 2013)

Nuestra región está atravesando una etapa en que se expresa la ofensiva imperial y sus alianzas con las oligarquías locales. Será una etapa dura. Sumados a los ataques de la derecha no faltarán ni la confusión en el campo popular, ni las defecciones y acuerdos hacia la centroderecha política en algunos planos gubernamentales.

La ofensiva del imperialismo sobre la región se enmarca en el contexto de la crisis capitalista mundial que no encuentra salida y que, más allá del epicentro que tiene en Europa, se manifiesta con creciente fuerza en los EE.UU., donde la tendencia a la fascistización es cada vez más evidente. Un imperio que se encuentra estancado en Irak, en Afganistán y que no logra por el momento, llevar adelante sus criminales cometidos en Siria. Sin embargo, su agresividad crece proporcionalmente a sus problemas económicos, poniendo a la humanidad a las puertas de nuevos conflictos bélicos, contando con armas de destrucción masiva cada vez más poderosas.

Por su parte, la disyuntiva entre radicalización de los procesos en marcha o restauración neoliberal toma cada vez más fuerza.

El imperio está trabajando fuertemente para articular una alternativa de derecha que ponga freno y dé marcha atrás en las reformas efectuadas. Hoy proponen la figura de un ministro de Economía fuerte, como pretende Méndez, para que sea vocero de los intereses del establishment, o se rodean de varios economistas, como hizo Massa en señal de “seriedad”. Son muestras de una concepción que orienta a la política a arrodillarse en el altar de la economía, de lo que se considera el “correcto pensamiento económico”. Con receta única, como si la economía fuera una disciplina de una ciencia exacta, donde no hay margen para el disenso ni el reconocimiento de la existencia de diversos sujetos económicos con intereses contrapuestos.

El escenario electoral lejos está de presentarse fácil para el gobierno, y desde el Partido Comunista entendemos que la mejor manera de encarar esta campaña es impulsando un debate sobre el proyecto de país, sobre los caminos a seguir, considerando lo expresado por la Presidenta en su discurso del 25 de mayo pasado. En especial cuando se destacó en aquel mensaje presidencial que “es necesario empoderar al pueblo, a la sociedad, de estas reformas y de estas conquistas, para que ya nunca nadie más pueda arrebatárselas”.

La construcción de esta fuerza resulta indispensable en momentos en que comienza a emerger el que quizá sea el intento más sólido hasta ahora de conformar una oposición. Hay que tener en cuenta que la derecha no tiene a los revolucionarios como el polo de la contradicción: la batalla se libra entre sectores burgueses, un sector decidida y brutalmente reaccionario y otro posiblemente de intención progresista, de tercera vía. No son lo mismo. Con los sectores del gobierno es necesario ser enérgicos, flexibles y racionales. Nada de esto es la llamada oposición.

Por esto es necesario construir una fuerza frentista, plural, unitaria, que organice a grandes sectores, una poderosa herramienta para el cambio social.

 

 

Sitio web de Nuestra Propuesta, el semanario del Partido Comunista de la Argentina

Av. Entre Ríos 1039 (Código Postal C1080ABQ) Tel./Fax: (54) 11-4304-0066 / 68 / why is recycling paper good for the environment