Martes, 28 Febrero 2017


Trabajo en negro, cuenta pendiente PDF Imprimir E-mail

(Editorial de Nuestra Propuesta del 3 de octubre de 2013)

Al margen de cualquier especulación, sea de carácter electoral o de cualquier otro tipo, nuestro Partido ha venido ratificando su apoyo a las medidas avanzadas tomadas por el gobierno nacional y comparte el criterio de ir por más, no sólo por la profundización del “modelo de inclusión social”, sino también por medidas estructurales de fondo, que permitan radicalizar un proceso de verdadera liberación nacional y social y derrotar a la derecha que, con diversos matices, pretende imponer la restauración del modelo capitalista neoliberal.

Por ello, se debe estar muy atento en un país como el nuestro, donde los lazos del capital trasnacional con los resortes fundamentales del aparato productivo no están disueltos ni mucho menos y la crisis que afecta a todo el sistema capitalista se intenta y se intentará descargar sobre los sectores populares y trabajadores frenando todo proceso de cambios e integración latinoamericana. Por lo tanto, resulta fundamental bregar aún más firmemente por un proyecto de reformas estructurales vinculado en forma estrecha con medidas que satisfagan los reclamos de los trabajadores y pongan punto final a situaciones de completa injusticia cuya vigencia no sólo golpea a los sectores laboriosos más vulnerables sino que va en dirección contraria al propio Gobierno. Por ejemplo: la persistencia del llamado trabajo “en negro”.

En efecto, la Encuesta Permanente Hogares correspondiente al segundo trimestre de 2013 difundida por el INDEC, indica que a escala nacional el trabajo “en negro” abarca al 34,5% de los asalariados, es decir, a más de 4 millones de personas, teniendo en cuenta que el total llega hoy a 12,2 millones en relación de dependencia tanto público como privado. Además hay otros 4 millones de ocupados no asalariados que trabaja por su cuenta, es decir monotributistas, profesionales, etc, lo cual eleva el total a 16,1 millones de ocupados, en tanto se registran 1,3 millones de desocupados.

Si tomamos los 12,2 millones de asalariados, tanto del sector público como del privado, comprobamos que 4 millones de trabajadores no registrados significan que 1 de cada 3 trabajadores no tiene derecho a la jubilación, no está cubierto por una obra social, no lo ampara una ART, no goza de vacaciones reglamentarias, tiene menos beneficios laborales y encima gana menos. Una injusticia que además de intolerable no se condice con el crecimiento del PBI.

El propio INDEC, según informó recientemente, indica que en los primeros seis meses del año, la economía acumuló un crecimiento del 5,8% y que el empleo privado “en blanco” aumentó apenas un 0,7%, ya que subió de 6,25 a 6,29 millones de trabajadores, lo cual, si bien señala un crecimiento del empleo, este se produce a un ritmo más lento y seguramente no se produjeron modificaciones en el cuadro referido a la cantidad de informales.

Por lo tanto, el reclamo en el sentido de que hay que terminar para siempre con el empleo informal y las tercerizaciones es completamente justo y el gobierno, tanto nacional como los diferentes provinciales, deberían tomar los recaudos pertinentes –lo cual es posible- con el objetivo de desterrar esta lacra que constituye una cruda expresión del modelo neoliberal. De lo contrario, no sólo continuarán pagando las consecuencias de esta rémora los trabajadores, sino que seguirán formando parte de las “banderas” reivindicativas de la que a veces hacen gala las derechas desde sus variadas conformaciones, para aprovecharlas demagógicamente en momentos electorales o en forma más permanente con un sentido provocador y desestabilizante.

Este tema debería ser también preocupación más relevante de la propia CTA a la cual pertenecen nuestros militantes enrolados en la CONAT, y si bien es cierto que se trata de un rubro que la Central ha llevado a discusión en el propio seno del Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, podría ser un punto que motive la unidad con otros sectores del sindicalismo dispuestos a conformar una refundación del movimiento obrero argentino, apuntando a dar mayor solidez a un proceso de profundización de medidas favorables al pueblo y de confrontación con los que sueñan con volver a restaurar el neoliberalismo en nuestro país.

 

 

Sitio web de Nuestra Propuesta, el semanario del Partido Comunista de la Argentina

Av. Entre Ríos 1039 (Código Postal C1080ABQ) Tel./Fax: (54) 11-4304-0066 / 68 / http://www.maenhoutperquy.be/

Afiliacion

Aparición con vida