Martes, 28 Febrero 2017


Recuperar la Inciativa PDF Imprimir E-mail

(Editorial de Nuestra Propuesta del 5 de diciembre de 2013)

Es una etapa en la cual tenemos que promover la construcción de nuevas empresas públicas que nos eviten el peligro de procesos como el de YPF, donde se recuperó la mayoría accionaria pero sigue funcionando como una empresa privada.

El creciente déficit energético y la pésima gestión de Repsol indujeron al gobierno a una mala movida que fue introducir al grupo Petersen-Eskenazy como socio de la empresa española. La hipótesis era meter un caballo de Troya, de la mano de la «burguesía nacional». La experiencia fue un fracaso, por lo rudimentario de la jugada y porque la hipotética burguesía nacional, mayormente, no existe. El Estado llegó a la reestatización de YPF como a todas las que la precedieron: no siguiendo una hoja de ruta o un plan maestro sino compelido por la necesidad. Resulta necesario recuperar nuestra soberanía económica, proponer una reforma impositiva que nos provea de una nueva estructura tributaria que habilite una verdadera distribución de la riqueza, lograr la sanción de una nueva ley de minería y la creación de una empresa estatal minera que termine con el saqueo brutal del que somos objeto. Por eso nuestra defensa del gobierno se basa en la convicción de que este proceso, con sus defectos y virtudes, genera un terreno propicio para trabajar en la superación de la crisis de alternativa, circunstancia que no podemos desaprovechar.

Reafirmamos que de este momento el gobierno no puede salir debilitando su voluntad de avance y menos aun cediendo a las presiones de la derecha.

El planteo de profundizar para avanzar es recurrentemente respondido con el argumento de que no contamos con la correlación de fuerzas necesarias. Insistir en este argumento puede ser peligroso porque no toma en cuenta el carácter dialéctico de la relación entre el avance social y la correlación de fuerzas. Toda relación de fuerzas puede ser revertida si el pueblo comprueba que existe en el gobierno una inquebrantable vocación transformadora y aunque hayamos perdido un tiempo valioso en esto, creemos que aun es posible esta construcción, cambiar la relación de fuerzas y avanzar.

Es por esto que volvemos a destacar el que para nosotros es el principal déficit, el problema central que enfrentamos que no es otro que las insuficiencias evidenciadas en la creación y articulación de una fuerza unitaria para defender lo alcanzado, ir por más y afrontar este dificultoso proceso electoral.

Entendemos que, como en su momento lo hizo Néstor Kirchner, ahora Cristina Fernández realice intentos de hegemonizar al peronismo en tanto poderoso instrumento electoral; pero no es posible ignorar que las viejas y potentes incrustaciones conservadoras del justicialismo se activan apenas se plantean las necesidades, como sucede en la actualidad, de avanzar con reformas estructurales para evitar que el gobierno sea pasto de las conspiraciones de la derecha.

Sabemos que se expresa fácilmente la necesidad de la creación de una fuerza política frentista plural, pero en la práctica, la experiencia nos ha demostrado lo dificultoso que esto resulta. Esta impotencia, a la que hemos caracterizado como el talón de Aquiles de las fuerzas de avanzada en nuestro país, es la causa principal que ha impedido que las distintas crisis históricas por las que ha pasado la Argentina se hayan definido si quiera parcialmente para el lado del campo popular.

 

 

Sitio web de Nuestra Propuesta, el semanario del Partido Comunista de la Argentina

Av. Entre Ríos 1039 (Código Postal C1080ABQ) Tel./Fax: (54) 11-4304-0066 / 68 / essay on civil rights