Cuba salva vidas

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Argentina anunció la intención de recibir médicos de la isla caribeña para enfrentar el Coronavirus en la Provincia de Buenos Aires. De inmediato una campaña de la derecha aliada a los intereses de EE.UU. se manifestó en contra.

Los cubanos fueron los primeros profesionales sanitarios en el mundo en dar un paso al frente para ayudar a los enfermos de Covid-19 en veinte países del Caribe, América Central, Europa, Sudamérica, África y Medio Oriente. En este sentido, Argentina expresó la existencia de un acuerdo para que profesionales de la isla caribeña arriben a suelo argentino para combatir la pandemia.
Así lo remarcó el canciller Felipe Solá en una entrevista con Radio Con Vos, en la que señaló que se trata de un acuerdo entre Cuba y la Provincia de Buenos Aires, que aún no está cerrado. “Nosotros no vamos a poner oposición si el Gobernador está de acuerdo y se cumplen los requisitos legales y demás”, señaló Solá.
De inmediato comenzó una campaña de la oposición para repudiar esta llegada, con un cacerolazo convocado este miércoles. En la misma línea, portales como Infobae, Clarín y La Nación comenzaron a denostar a la salud cubana.

Le pese a quien le pese

Las tensiones que aparecen ante la posible llegada de médicos cubanos no es más que la disputa entre salud pública y la salud de mercado. Si tenemos un sistema sanitario pensando en el pueblo o un sistema sanitario guionado para acumular ganancias.
Esta tensión también se da en Argentina ante la posible asistencia de Cuba. El intendente de Pehuajó -localidad del interior bonaerense- le envió una carta a Axel Kicillof para que los médicos que llegarán al país trabajen de forma permanente en la localidad.
Vale mencionar que la salud nacional está colapsada y la cantidad de médicos infectados es de las más altas en el mundo. Es por eso que el pedido de doscientos médicos de la isla caribeña se hace necesario para tener más espalda en la lucha contra el covid.
Así las cosas, mientras Cuba sigue exportando solidaridad, siendo ejemplo ante el Coronavirus, EE.UU. lo único que exporta es bloqueo económico y soldados para sostener su dominación a cualquier precio. Y para evitar que la isla liderada por Miguel Díaz-Canel pueda hacerle frente a la enfermedad en su suelo, el bloqueo unilateral impidió que un avión con insumos esenciales -que China envió a 24 países de la región- no aterrice en La Habana por este asedio económico que solo es apoyado en la ONU por Brasil e Israel.
Aún con estas ruedas que profundiza la administración de Donald Trump, la pandemia pone a las claras qué valores defienden la vida y que otros abonan a la destrucción del ser humano.
Una disputa que en nuestro país se manifestó días atrás ante la intención de declarar de interés público los recursos sanitarios y vuelve a aparecer ante la posible llegada a nuestro país de los médicos que demuestran que la salud debe ser una inversión en beneficio de la sociedad, no un foco de acumulación para los poderosos.