Otro ataque a la educación

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Gobierno porteño no firmó la resolución para que empiecen las clases de Educación Sexual Integral (ESI).

En medio de la emergencia sanitaria, el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires no firmó la resolución que aprueba el Postítulo de Especialización en Educación Sexual Integral que se dicta en profesorado Joaquín V. González, que sostiene desde hace diez años la formación de miles de maestros y profesores. Este instituto, es el único en el país que cuenta con una especialización docente gratuita en ESI.
La decisión del gobierno de Larreta, impidió comenzar virtualmente la cursada, dejando sin la posibilidad de comenzar la Especialización a doscientos nuevos aspirantes que representan sólo el diez por ciento del total de dos mil inscriptos.
La masividad de inscriptos para formarse en ESI tomó gran relevancia estos últimos años debido al tratamiento histórico de la Interrupción Legal del Embarazo. Sostenido por sus propios docentes, y en las condiciones que lo hacen, hace años que, además de luchar por mantener vigencia en el Ministerio de Educación, deben adaptarse y, como pueden, hacerles llegar a la mayor cantidad de personas la capacitación en ESI.
El instituto está juntado de firmas para que se apruebe la resolución en conjunto con los estudiantes del mismo y de otros profesorados de formación docente.
En este contexto es el concepto de “salud integral”, parte fundamental de los tres enfoques en lo que se basa, en conjunto con la promoción de los derechos humanos (construcción de ciudadanía y sujetos de derecho) y la concepción integral de la sexualidad (valoración de sentimientos, desarrollo del autoestima, respeto por la diversidad, entre otros).
En este sentido, Belén Barros, miembro del secretariado de La Fede Caba y estudiante del Joaquín. González, aseguró que “es un nuevo avillanamiento a la educación pública, que viene de la mano de la aprobación de la Unicaba”. Como se recordará, el año pasado el gobierno de Larreta sancionó la ley Unicaba que pretendía cerrar 29 profesorados y combinarlos en una sola institución.
Asimismo, Barros remarcó que “todos los años pelamos por el postítulo para que el Ministerio apruebe la resolución que permite el dictado de clases”. A su vez, destacó que “el mismo es el único en el país gratuito apuntado a docentes de nivel superior”.
Por eso, aseveró que “deben iniciarse las clases virtuales, porque los que terminan el postítulo este año no se estarían pudiendo egresar en tiempo y forma”. También agregó que “es una especialización muy demandada en el último tiempo ya que creció de la mano con la lucha del aborto legal, seguro y gratuito”.
En este contexto de aislamiento social, Barros señaló que “tener esta materia es fundamental porque se han multiplicado los femicidios, los casos de violencia de género, y esto brinda las herramientas para reconocer diferentes tipos de violencia de estas características”.
Esta especialización, viene siendo atacada por el gobierno porteño desde hace tiempo, por lo que la militante de la FJC señaló que “hace dos años, se aprobó el dictado de clases en abril, un mes más tarde que todo el resto, lo que generó que los docentes no cobraran marzo”.
Para finalizar, la integrante del CC de La Fede Caba, no dudó en denunciar que “la ley no se está implementando como corresponde en ninguno de los niveles educativos, y por ende faltan instancias de capacitación para docentes”.