Por un nuevo sistema de transporte público

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El PC de Corrientes pide que se anule el contrato de concesión de Ersa y que el Estado participe en la prestación del servicio.

"La Municipalidad de Corrientes debe anular el contrato de concesión con la empresa monopólica Ersa y construir un sistema de transporte urbano que sea mixto y recupere su carácter de público", recalcó secretario de Organización del PC provincial, Diego Silva.
Lo hizo después de que los choferes llevaran a cabo un paro que se extendió durante seis jornadas, para exigir el pago de salarios atrasados.
La medida fue convocada por la seccional local de la Unión Tranviarios Automotor en consonancia con sus pares de veinte provincias.
En este contexto, el PC de Corrientes hizo hincapié en que es preciso que el Estado “tenga mayor intervención en un necesario rediseño del transporte público de pasajeros”.
De ahí que insistiera con que la Municipalidad de Corrientes tiene que anular el contrato de concesión que la liga al Grupo Ersa, empresa dedicada al transporte de pasajeros y cargas, así como a la recolección de residuos, que tiene si sede en la ciudad de Corrientes y opera en seis provincias y la Ciudad de Buenos Aires.
Así las cosas, Silva fue claro a la hora de advertir que "ni el boleto a treinta pesos ni los millonarios subsidios que recibe de Nación, Provincia y Municipio, parecen ser suficientes para que Ersa pueda, al menos, pagar en tiempo y forma los salarios de sus trabajadores, y mantener el servicio de emergencia que se le exige durante el aislamiento que requiere la pandemia".
En ese sentido, enumeró los ejemplos de Bahía Blanca donde el Municipio interviene en la Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria, que presta servicio de tres líneas de ómnibus, al igual que en Rosario, ciudad en la que la empresa Movi, también con participación estatal, tiene a su cargo 25 líneas de colectivos.
"Una de las principales funciones que tiene una empresa con participación estatal es ser testigo de los costos del sistema, como también del nivel de recaudación que tiene el mismo", resaltó el dirigente del PC de Corrientes.
A estos casos se sumó, recientemente, la Municipalidad de Santa Rosa La Pampa, que estatizó el sistema de transporte público ante las graves deficiencias que tenía la empresa privada que prestaba ese servicio.
"Desde el 1° de junio será el Ente Municipal de Servicios Urbanos, que prestará el servicio de higiene urbana, esto es recolección y barrido, de transporte y todo servicio público que se anexe en un futuro", detalló Silva.
Por lo que "hay ejemplos, lo que falta en Corrientes es voluntad política para terminar con un sistema totalmente deficitario y que solo beneficia a Ersa, la empresa que monopoliza más del ochenta por ciento del transporte urbano de la capital provincial".