En Bahía Blanca el macrismo profundiza la crisis sanitaria

Notiamba
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Al borde del colapso sanitario y frente a un gobierno local que no toma medidas de prevención para no afectar los intereses de los grupos económicos de la región, el gobierno nacional decidió un retroceso de fase para la ciudad de Bahía Blanca. Memo Colantuono, del PC de Bahía, afirmó que “era previsible esta situación” debido a que “el gobierno municipal toma decisiones solo en beneficio de grupos minúsculos”.

Al borde del colapso sanitario como consecuencia de la política del intendente Gay de preservar los intereses de los grupos económicos de la región, el gobierno nacional decidió un retroceso de fase para la ciudad de Bahía Blanca. La decisión, que fue publicada el último domingo en el Boletín Oficial por parte del gobierno nacional, fue rechazada por el macrismo bahiense.

Memo Colantuono, Secretario del Partido Comunista de Bahía, expresó que “todo esto es consecuencia del abandono sanitario” promovido por Gay y de “la falta de una política de prevención y cuidado en la Ciudad, ya que esta sería contraria a los intereses económicos de los principales grupos económicos, con los que el macrismo está alineado”. Además, afirmó que hay “cierta imprevisibilidad por parte de la administración local” para administrar la pandemia, aunque remarcó que “lo que lamentablemente era previsible, es el desastre que la el virus iba a provocar en Bahía con un gobierno municipal como el actual” y enfatizó que Gay representa “el proyecto de la derecha, el proyecto de Juntos por el Cambio”.
Por eso, el dirigente del PC remarcó que “la medida la tuvo que imponer el gobierno nacional porque el gobierno municipal toma decisiones solo en beneficio de grupos minúsculos de Bahía Blanca, que son los que manejan la economía en la región”.
En Bahía Blanca el gobierno de Héctor Gay no diseñó ni una sola política de acompañamiento y ayuda para la población. Colantuono destacó que esta falta de políticas públicas y de inversión “es algo que lamentablemente se plasma en los hospitales de Bahía, donde los médicos y enfermeros se encuentran colapsados, con un nivel de estrés altísimo y sin ninguna respuesta por parte del gobierno municipal”. En ese sentido, recordó que “la semana pasada los médicos sanitaristas de la Ciudad publicaron una declaración en la que dan testimonio de la situación que se vive en los hospitales bahienses”.
Efectivamente, frente a la falta de respuestas del gobierno local, la Asociación de Profesionales Municipales de la Salud (Apsm) emitió un comunicado en el que advirtió sobre la situación sanitaria local y denunció una campaña impulsada de forma anónima por integrantes del gabinete de Gay y reproducida en algunos medios de la Ciudad, en la que se insiste en señalar que los contagios son por culpa de los trabajadores de la salud que no siguen los protocolos de cuidados. “Es una verdadera canallada”, dijo Colantuono sobre la actitud de los funcionarios bahienses, que también fue repudiada por la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop).
Por su parte, la estadística confirma la preocupación y las denuncias de los trabajadores sanitarios y permite dimensionar la responsabilidad del intendente Gay en el curso de la pandemia. Según cifras oficiales, en el Hospital Municipal la ocupación de camas en Unidades de Terapia Intensiva (UTI) es del 87 por ciento y del 100 por ciento en camas destinadas a pacientes con Covid-19. En el Italiano, las camas UTI están al tope; en el Hospital Privado del Sur la ocupación también es total, mientras que en el Hospital de la Asociación Médica la ocupación es de casi el 80 por ciento. En resumen, en Bahía Blanca —al igual a como sucede en Jujuy o Mendoza, también gobernados por Juntos por el Cambio— la saturación es prácticamente un hecho.
Por ello, el dirigente del PC insistió con que “la situación es muy complicada” y recalcó que “demanda muchísima más unidad y esfuerzos de todos los sectores políticos de Bahía para sacar a Juntos por el Cambio del municipio”. Por último, enfatizó que “mientras trabajamos en ese objetivo, que es el primordial, tenemos que desplegar, como lo estamos haciendo, mucha solidaridad” y remarcó que “desde el Partido Comunista de Bahía Blanca no hemos parado en ningún momento el trabajo territorial, siempre insistiendo en la idea de cuidarnos de la pandemia y del abandono que hace de la situación la derecha en el gobierno”.