Cambiemos: negociado y vaciamiento

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El gobierno encabezado por Mauricio Macri había solicitado un préstamo de más de setecientos mil dólares para optimizar la Agencia Nacional de Discapacidad, mientras, recortó pensiones.

A meses de haber dejado la Casa Rosada, las huellas del Gobierno Cambiemos volvieron a aparecer con un préstamo millonario que le solicitó al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por más de setecientos mil dólares.
La aprobación de ese préstamo se conoció en los últimos días y evidencia la receta del gobierno que, con Gabriela Michetti a la cabeza, gastó millonadas en foros y consultorías mientras recortaba pensiones por invalidez y destruía la atención estatal sobre personas con discapacidad.
El monto solicitado al BID fue para “pagar un trabajo de consultoría de relevamiento de procesos para el diseño de un sistema de gestión de información para integrar los flujos de procesos de todas las direcciones de la Agencia Nacional de Discapacidad”.
Desde sus inicios, la Presidencia Macri comenzó un ajuste, entrega y represión que se ejecutó para empujar a más argentinos a la marginalidad y la vulnerabilidad.
En relación a las personas con discapacidad, durante 2018 y 2019, el recorte a las pensiones fue significativo. La tijera macrista y del FMI, pasó por las pensiones a terapias, horarios y establecimientos donde se brindaban rehabilitación.

Vaciamiento

“Nos dejaron el país desgastado desde todo punto de vista y con respecto a la discapacidad terriblemente”, lamentó la integrante del Partido Comunista de Bahía Blanca, Analía Larrea, y añadió que “han vaciado todo lo que es discapacidad de una manera impresionante y pensaron que nadie se iba a dar cuenta. Ese préstamo se desvío a otro bolsillo, que nunca se termina de saber hacia dónde van”.
Vale recordar que, Analía Larrea integró la Comisión Municipal de Personas con Discapacidad hasta que, de la mano del actual intendente Héctor Gay, el macrismo presionó hasta lograr desactivarla.
Así las cosas, en esa línea, recalcó que “el desguace que hubo con las pensiones significó que mucha gente se muera esperando una pensión, que en algunos casos tardó dos años en llegar”, tras lo que sostuvo que “esto sigue sin solucionarse y con la situación actual es muy complejo”. Y fue clara al denunciar que el Gobierno Cambiemos “se llevó muchos muertos discapacitados, fue un genocidio”.
Además de las dificultades profundizadas por la Presidencia Macri, hoy las pensiones por invalidez están sin actualizarse y se encuentran estancadas hace casi una década.
Al respecto, Larrea aseveró que “confiamos en que esto va a mejorar, sabemos que en la provincia de Buenos Aires es muy difícil porque no hay mayoría en las cámaras, sobre todo en el Senado, no obstante, hay que sacar de donde realmente se tiene, con impuestos a las grandes fortunas y medidas de redistribución que son urgentes para el futuro”.