El gobierno aprobó el protocolo sanitario de la Conmebol para el inicio de la Copa Libertadores

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La Copa Libertadores se reanudará el 15 de septiembre, pero los equipos argentinos regresarán el jueves 17.

El gobierno finalmente cedió ante la presión de la Conmebol. Este martes, el gobierno Nacional aprobó el protocolo sanitario que envió el ente que regula el futbol a nivel continental para que la Copa Libertadores pueda volver a jugarse a partir del 15 de septiembre
Esto se decidió en la reunión entre el jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, y el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens. El presidente de la AFA, Claudio Tapia, estaba invitado a la reunión, pero finalmente se ausentó porque la decisión de aprobar el protocolo ya estaba tomada.
El Gobierno Nacional tenía tiempo hasta el martes 19 para contestarle a la Conmebol. Argentina y Uruguay eran los últimos países que aún no habían dado la conformidad. Posteriormente la Copa Sudamericana que se iniciará el 27 de octubre.
De esta forma todos los de la región aprobaron el protocolo sanitario que ideó la entidad del fútbol sudamericano para evitar contagios de coronavirus durante los partidos de Copa.

¿En qué consiste el protocolo?

El principal foco para la expansión del virus son el los traslados en este caso a través de vuelos. Es por eso que el protocolo indica que todos los futbolistas que vayan a viajar, además del resto de la comitiva -entrenadores, médicos, utileros y árbitros-, deberán realizarse el test de PCR antes de embarcar.
Para poder viajar, por supuesto, deberán dar negativo y una vez que estén en tierra extranjera, en donde podrán estar como máximo 72 horas, no estarán obligados a cumplir los catorce días de cuarentena que, habitualmente, exigen los países para aquellos ingresantes.
En este sentido, Fred Nantes, director de competiciones de Conmebol detalló el procedimiento: "Llegan al país y del aeropuerto van directamente al hotel. Eventualmente pueden tener algún entrenamiento pero, más allá de eso, del hotel solamente salen para el partido. O sea, es un grupo que está concentrado y mucho más controlado que cualquier otra parte de la población de los países".
Por su parte, desde el gobierno parecen convencidos de la propuesta del titular de Conmebol, Alejandro Domínguez. "Este es un protocolo que estudiamos mucho y creemos que es muy estricto y su aplicación no permite que haya ningún riesgo de esparcimiento del coronavirus, porque habrá una intervención de cada una de las áreas sanitarias para las delegaciones que viajen y que tendrán un seguimiento muy severo", anunció Lammens tras la reunión que se realizó en la Casa Rosada donde se resolvió la aprobación.
En simultaneo con la aprobación del protocolo, se determinó que desde la tercera fecha de la fase de grupos de la Libertadores los cinco representantes argentinos, jugaran en sus respectivos estadios en lo que respecta a Boca, River, Defensa y Justicia y Tigre, mientras que River lo hará en el Libertadores de América, de Independiente, ya que tiene el Monumental en refacción.

A los equipos argentinos se les dio una prórroga de 48 horas para arrancar el torneo debido a que es el único país en Sudamérica junto con Chile que no inició la actividad, aunque en el país vecino ya se dio a conocer que se comenzará el sábado 29 de agosto. Por ende mientras la copa dará inicio el 15 de Septiembre, los equipos argentinos lo harán el 17.
Esto se dio a raíz de un pedido de Tapia a la Conmebol, quien había sido el único opositor a la decisión de empezar a jugar a mediados del mes próximo, conscientemente de los daños que está generando la pandemia. No tanto así sus pares de las otras federaciones de futbol de Sudamérica que donde el números de muertos y de casos positivos más exorbitantes que Argentina.
Como se recordará, a principios de febrero los clubes de primera volvieron a entrenar en Argentina bajo estrictos protocolos sanitarios, una decisión que el gobierno tomó aún con muchas dudas, ya que el propio Ginés González García habló que en caso de que si se disparan los casos de Covid en los planteles, las practicas debían volver a suspenderse. En su momento, también no se guardó la crítica a la presión que ejercía y ejerce la Conmebol para que esto sea posible.
Si bien no se llegó a ese punto dentro de los planteles de primera, todos los días se siguen conociendo nuevos casos. El número en total contando todos los equipos asciende a más de 25. ¿Es tarde para volver atrás después de dar el ok para inicio de la Libertadores?
Todo indica que sí, aun teniendo en cuenta los riesgos que se corren permitiendo la entrada de delegaciones de países donde la pandemia arrasa. Sin embargo, la presión de la Conmebol no solo se dio hacia el gobierno Nacional sino hacia los propios clubes que corrían el riesgo de quedar descalificados del certamen continental si es que no se presentan, lo que ha generado tensiones entre los actores de esta novela que parece tener un final conocido detrás, la ganancia del mercado.
A pesar de la negativa de AFA y en su momento del gobierno nacional ante las presiones de Conmebol y de todo el aparato económico que se encuentra detrás que necesita que la pelota rueda para solventar sus ganancias, lamentablemente se sigue priorizando la competencia.
Quedará a la espera si todos los actores retroceden si es que la situación en que se encuentra la pandemia sigue empeorando. En Europa ya son varias las ligas entre ellas la española y la francesa que se replantean si se va a volver a empezar. También, en épocas de pretemporadas ya se suspendieron partidos amistosos.