Córdoba: El fuego no cesa

Córdoba
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Inta estimó que se quemaron alrededor de 191.000 hectáreas en lo que va del año, una cifra récord en comparación a los anteriores. La desidia del gobierno provincial y sus relaciones con los agronegocios mostraron su peor cara.

Con la nueva ola de incendios que ya lleva dos semanas en la provincia de Córdoba, además de lo que ya viene ocurriendo desde hace tres meses, la Regional Córdoba del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) estimó que se quemaron alrededor de 191.000 hectáreas, una cifra "récord de los últimos años".
Los datos del Inta corresponden a los últimos tres meses, desde junio cuando comenzaron los incendios y hasta el final de septiembre, en base a las imágenes satelitales relevadas por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) y los datos preliminares del Sistema de Información Geográfica (SIG) que determinará los daños al sector productivo y del ecosistema.
La Fundación para la Defensa del Ambiente (Funam) presentó este lunes una denuncia para que se investigue al gobernador Juan Schiaretti, y funcionarios del Gobierno local, a los efectos de determinar eventuales responsabilidades penales en el marco de los incendios forestales que, según los datos oficiales preliminares, entre junio y setiembre ya arrasaron con unas 191 mil hectáreas.
La denuncia penal fue promovida por el titular de la Funam, Raúl Montenegro, acompañado por el abogado Juan Carlos Smith, y fue ingresada en la Fiscalía del Distrito 2 Turno 5, de la ciudad de Córdoba, detalla la información suministrada a los medios por la entidad ambiental que es miembro consultivo del Consejo Económico y Social (Ecosoc) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
La Funam entiende que el gobernador Schiaretti actuó con "demora en pedir apoyo urgente a otras jurisdicciones" para combatir los incendios, ya que el fuego comenzó en junio y se mantuvo activo ininterrumpidamente hasta la actualidad.
En este sentido, Federico Nanzer, Dirigente del PC de Córdoba, “hacemos un llamado permanente al Frente de Todos para agrupar a las organizaciones populares con el objetivo construir un comité popular de crisis para abordar los temas de los incendios y el Covid-19”. Tras lo que remarcó: “sabemos que el l provincia porque el gobierno provincial no lo va hacer”.
A su vez, calificó como “tardío y cómplice” el accionar del gobierno de Juan Schiaretti ya que “declararon la emergencia cuando está toda la provincia quemada, mientras que la ayuda federal y la alerta amarilla se pidió un semana y media después”. “Eso marca como el estado cordobés abordó el problema”, resaltó.
Asimismo, hizo hinca pie en “la falta de equipamientos de la provincia para pelar contra el fuego, donde usualmente se incendia, con un cuerpo de bomberos profesionalizados de 300 cuando si sabes que constantemente hay incendios deberían por lo menos entre 2000 y 3000, más 15 aviones hidrantes”.
A lo que agregó, “la falta de corredores en la zona de incendios para que puedan circular los camiones de bomberos”.
En esta línea, explicó que “el ser humano ha intervenido en los orígenes de los incendios, ya sea por una degradación de la tierra que hizo que se impermeabilice y por lo tanto el curso del agua corra en épocas de lluvia en vez de penetraren la tierra”.
Además, “la quita de bosque autóctono elimina la barrera natural de contención y eso genera estándares bajos de humedad en los suelos que hacen que ese genere un combustible en la tierra”, resaltó.
Entonces, cuando no llueve por el cambio climático, el exceso de calor y que alguien prenda fuego para quema para limpiar el terreno o para devaluar el precio d la tierra, constituye un incendio imposible de ser prado como los que se están viendo.
Sin dudarlo, Nanzer aseguró que “la provincia no invierte en combatir el fuego porque tiene un esquema ligado de los agronegocios y del desarrollismo inmobiliario que hace que la tierra no tenga valor ancestral y de uso de las comunidades, sino un valor para soja, edificios y countrys”.
“Si los últimos 5 años han habido incendios y está mega establecido que provienen de la acción humana y no hay causas abiertas ni condenadas, eso habla de complicidad", opinó Nanzer. Por su parte, definió como “sospechoso” que se hayan quemado 191 mil hectáreas y que solo haya cuatro detenidos”.
De este modo, fue claro cuando insistió que “la porcion de aquella tierra que fue víctima de incendio, por 15 años no puede ser vendida ni reutiliza y el estado tiene que invertir por ese tiempo para recuperarla”.
Así la cosas, reafirmó que “seguiremos haciendo movilizaciones con los protocolos a lo largo de la provincia, para reclamar a la legislatura cordobesa a partir de este ecocidio, que se generen protecciones ambientales en las sierras y en los bosques autóctonos de Córdoba”
Sin embargo, la situación en el terreno político no es la mejor, ya que Nanzer lamentó que “no hay una herramienta política para intervenir en la problemática de la elaboración de leyes”.
“Lo que podemos hacer es a partir de la organizaciones populares como la Utep la CTA, y las organizaciones ambientales es presionar para que sea el ejecutivo provincial y la legislatura quienes sancionen una legislación de protección”, remarcó.
Por otra parte, no dudó en afirmar que “debemos exigirle al gobierno nacional, los diputados y senadores que declaren la emergencia ambiental en la provincia de Córdoba, más allá de lo que consideren los funcionarios cordobeses, teniendo en cuenta que el suelo y los bosques son patrimonio autóctono de los pueblos”.