El intendente Gustavo Genusso autorizó que una iglesia pentecostal brinde sus cultos. Dos pastores habían dado positivo en el test de Covid-19.