Siguen avanzando sobre tierras mapuches

Patagonia
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Denuncian que el barrio cerrado, Arelauquen Golf & Country Club cerró el camino de acceso a la comunidad mapuche Lof Quijada.

El barrio privado Arelauquen Golf & Country Club, de Bariloche, fue acusado de avanzar sobre las tierras que desde hace generaciones trabaja y vive la comunidad mapuche Quijada.
“Nos tienen encerrados como animales”, denunció la lonko de la comunidad, Luisa Quijada, que advirtió sobre una nueva arremetida de la empresa. El lugar está ubicado en la ruta 82, a sólo 15 kilómetros del centro de Bariloche.
El country comenzó su instalación en 2007. Cuando el barrio cerrado llegó a territorio mapuche ya estaba vigente el artículo 75 de la Constitución Nacional, el Convenio internacional 169 de la OIT y la Ley Nacional 26.160, todas normativas que protegen los derechos de los pueblos indígenas.
La comunidad denuncia ahora que la empresa, de capitales belgas (Grupo Burco --Belgian Urban Renovation Company--), se apropió de 30 hectáreas, incluido el cementerio mapuche.
En una estrategia común de empresarios, cuando no pueden desalojar comunidades, el “encerrarlas” o dejarlas sin acceso a lo básico: agua, alimentos, salud, escuela. Es la forma de que, en mediano plazo, las comunidades tengan que abandonar su territorio.
El Lof Quijada desde hace trece años exige que se respeten sus derechos. Presentaron decenas de pedidos a la Municipalidad de Bariloche, al gobierno de Río Negro y a diferentes gestiones del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI). Nadie les dio respuesta.
Por su parte, Ruben Terrile, Dirigente del PC de Bariloche alertó que “estos barrios cerrados siempre están constantemente intentando expandir sus límites, con el poder judicial rionegrino cómplice que mira para otro lado”.
A su vez, remarcó que “este country acobija gran parte de la clase dominante nacional, no solo son solo a algunos barilochenses”.
“Se debe hacer una constitución que tenga un articulado en función de cómo se tendría que redistribuir nuevamente las tierras”, señaló Terrile.
Tras lo que dejó en claro que “la tierra debe ser de quien la trabaje y debe un uso humanitario y no alambrado porque es patrimonio de la humanidad”. Sin dudarlo, afirmó que “la constitución burguesa no podrá nunca contemplar otra cosa que nos e al propiedad privada”.
Asimismo, recordó que con el magnate Joe Lewis “hay un fallo judicial donde tiene que abrir el camino para llegar a la costa de lago escondido y todavía no ha sucedido”.
“Esto debería ser llevado a cabo por el ejecutivo provincial pero tanto el gobernador anterior, Alberto Weretilneck, como la actual, Arabela Carreras hicieron la vista gorda”, denunció Terrile. Por lo que mencionó que “el año pasado se realizó la quinta marcha en defensa de esa apertura y no aún se logró nada”.