Por una navidad sin presos políticos

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En una masiva movilización, que incluyó una caravana que recorrió la Ciudad de Buenos Aires, miles de personas llenaron Plaza Lavalle para señalar la complicidad de la Corte en el Lawfare y pedir por una navidad sin presos políticos

Con una multitud que copó la Plaza Lavalle frente al palacio de Tribunales, en el día de ayer se desarrolló la “jornada nacional de lucha, navidad sin presos políticos”, que pidió por la liberación de todas las personas encarceladas por el gobierno de Macri y en el marco del proceso de Lawfare que desde el poder judicial y mediático se impone contra aquellos ex funcionarios y dirigentes populares que enfrentaron al neoliberalismo en Argentina.
En la convocatoria, las organizaciones convocantes, entre las que se encontraba la Liga Argentina por los Derechos Humanos y el Partido Comunista, afirmaron que “la continuidad del Lawfare y la existencia de los presos políticos a un año de derrotado el gobierno de Macri evidencia la continuidad de un Poder Real al que hace falta enfrentar y derrotar para consolidar la democracia en la Argentina”.
La movilización se desarrolló luego de que a principio de mes la Corte Suprema ratificara la condena de primera y segunda instancia contra Amado Boudou, avalando el proceso de Lawfare en Argentina. Al respecto Pedro Dinani, abogado de la Liga y uno de los promotores de la movilización, afirmó que “este último evento desafortunado, que implicó una mala noticia para todos los que están detenidos y especialmente para Amado Boudou, demuestra que la Corte está decidida a agravar la situación de los presos políticos en Argentina”.
Sobre las repercusiones del fallo, señaló que “la última resolución de la Corte desencadenó una serie de movimientos críticos que desembocaron en un gran acuerdo entre distintas fuerzas, entre ellas la Liga Argentina por los Derechos Humanos, el Partido Comunista, el Foro por los Presos Políticos y La Cámpora, entre otras, que se nuclean en el Frente de Todos y que decidimos movilizarnos”. Por eso mismo y porque hay un sector muy amplio de la población que está de acuerdo con reformar estructuralmente al poder judicial, “la movilización fue muy grande y contundente, con la Plaza Lavalle realmente colmada frente a los Tribunales”.
Con relación al futuro, el abogado de la Liga aseveró que “a partir de ahora no hay que bajar los brazos” y agregó que “la movilización es un avance frente a una lucha que pone en juego un derecho fundamental, es una lucha para que nunca más haya presos políticos, para que nunca más un gobierno establezca alianza con el poder judicial para perseguir a opositores y luchadores populares”. El poder judicial, amplió, “tiene que ser un poder protector de los derechos civiles, no puede ser un aparato del Lawfare para perseguir a quienes luchan contra los poderes económicos”. En este sentido, “el caso de Amado Boudou es realmente paradigmático, por lo que implicaron algunas de sus decisiones más importantes cuando fue dirigente en los gobiernos de Cristina y por lo que significa el fallo reciente de la Corte, que al ser la última instancia y al avalar todo el proceso, avala el Lawfare en Argentina”.