La incógnita de la nueva movilidad jubilatoria

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En marzo de 2021 se aplicará el primer aumento con la nueva fórmula que no va estar atada a la inflación, aunque desde principio de año no parce dar tregua. Desde el gobierno señalaron el aumento va a ser de alrededor del 11,9 por ciento.

“Necesitamos una cláusula gatillo con la inflación, pero desde el gobierno argumentaron que iba a hacer esta iba a ser inferior  y ahora se disparó todo”, reflexionó Juan Carlos Serra, Dirigente del MJL y del Partido Comunista.

A partir de marzo de 2021, las jubilaciones, pensiones y asignaciones volverán a actualizarse por un índice de movilidad, tras la aprobación de la ley en el Congreso. Según estimaciones de expertos en seguridad social, la suba trimestral podría ser de alrededor del ocho por ciento. Se trata de proyecciones, debido a que la suba no se puede calcular con exactitud.

Se toman datos de variación de salarios y de recaudación de la Anses entre octubre y diciembre de este año, que todavía no fueron publicados o relevados oficialmente. La movilidad de marzo sería de alrededor del ocho por ciento, según el abogado previsionalista Miguel Fernández Pastor o 7,4 de acuerdo a Sergio Rottenschweiler, economista especializado en seguridad social que expusieron en la comisión bicameral mixta de movilidad previsional.

Para la fórmula que se aplica en marzo 2021, se toma la evolución de los salarios entre octubre y diciembre de 2020. Hasta el momento se encuentra sólo el dato del Ripte de octubre, de 4,6 por ciento, que mide los salarios del sector formal. Todavía falta la publicación de noviembre y diciembre. Además, va a compararse con el Índice de salarios del Indec, y se tomará el mejor de los dos. El último dato en este sentido es de septiembre.

En este contexto, Serra remarcó que durante la reunión que junto a otros representantes del sector manutuvo con la titular de Anses, Fernanda Raverta, “planteamos todos nuestras inquietudes porque las cosas no se están resolviendo y la situación empeora día a día para los jubilados”. Y advirtió que, “al no dar aumento de emergencia, el once por ciento se va a quedar corto porque se han disparado los precios”.

La gran pregunta es cuándo los jubilados recuperarán el poder adquisitivo perdido. Entre 2016 y 2020, la economía sólo creció en 2017. En esos años, con la movilidad que dispuso el gobierno de Cristina Kirchner y desde 2018 con la de Mauricio Macri, los jubilados perdieron ante la inflación.

Durante los últimos cinco meses se aceleró el ritmo de la inflación y esto con precios regulados y tarifas congeladas, así como en medio de una relativa estabilidad en el mercado de cambios.

Con este telón de fondo, Serra hace hincapié en que “la ley de movilidad de Cristina puede ser importante si le aplican una cláusula gatillo donde se tenga en cuenta la inflación, porque si no los salarios seguirán estando por debajo de la inflación”.

Tras lo que destacó que cuando rigió ese mecanismo, “la gente aportaba en otras condiciones, por eso el salario era otro y el proceso inflacionario era otro, pero con la situación económica actual los aportes están muy caídos”. Y alertó que las jubilaciones mínimas ya están en la línea de indigencia: “cuando asume Fernández prometió un veinte por ciento para recuperar lo perdido con Macri y después de ese veinte, aplicar la ley de movilidad”.