Floreal Gorini, un militante creativo

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Floreal Gorini, un importante miembro del Partido Comunista, reconocido por ser uno de los fundadores del movimiento cooperativo en la Argentina. Miembro del Comité Central y de la Comisión Política del PC, Gorini fue militante en el sindicalismo durante la década del ’50 y diputado nacional, lugar desde donde impulsó numerosos proyectos en favor de los trabajadores. Floreal Edmundo nació el 15 de octubre de 1922. Con un pensamiento transformador, tomó con pasión la tarea solidaria que lo marcó definitivamente.  Era un hombre muy interesado por la historia, acción que  enriqueció con infinidad de lecturas y la disciplina propia de un autodidacta.

Como funcionario del Banco Industrial, Gorini formó parte del gremio y participó de la huelga bancaria de 1958. Terminada la huelga, fue cesanteado y decidió formar el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC), del que era presidente. Justamente uno de sus principales proyectos políticos consistió en promover el desarrollo de las cajas cooperativas de crédito.A la par de su modestia proverbial, Floreal contaba con la energía y sagacidad de un gran dirigente. Sabía escuchar a sus compañeros teniendo la capacidad de analizar en profundidad las circunstancias de cada momento histórico, fijar un rumbo y sumar al conjunto de colaboradores para alcanzar los objetivos trazados.

Pero el concepto de “cooperativismo” impulsado por Gorini no sólo abarcaba lo económico. A pesar de tomar como estandarte la lucha contra las políticas de los organismos financieros internacionales, basándose en los principios de solidaridad y equidad social, Gorini entendía que la lucha debía abarcar no sólo lo político sino también lo económico, lo social y lo cultural. Bajo estos conceptos nació en 1998 el Centro Cultural de la Cooperación, construido sobre la avenida Corrientes para ser un espacio de debate político y de cultura. Que hoy lleva su nombre.En 1993, Gorini se presentó por primera vez como candidato a diputado por la lista del Frente Grande, que integraba el PC. Fue en 1996 que ganó su banca, cuando reemplazó a Graciela Fernández Meijide. Desde allí apoyó diversos proyectos. Fue el primero que impulso la anulación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida. Quienes lo conocieron recuerdan su honestidad y capacidad de trabajo, y destacan que nunca cobró los fondos reservados de su banca.

Floreal era un dirigente integral, un líder con singular carisma que transmitía seguridad y respeto. «El avance hacia la concreción de la Utopía requiere muchas batallas, pero sin duda, la primera es la batalla cultural» es la frase que se puede encontrar en la sede del IMFC y Gorini hizo mucho positivo en esa batalla