No a los despidos en Bedtime

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La CTA de Los Trabajadores se solidariza con los empleados despedidos en Bedtime y se pone a disposición de los mismos.

“Denunciamos el no pago de las quincenas adeudadas y el despido de más de 80 compañeros, violando la normativa vigente de no despedir durante la cuarentena”, expresaron desde la CTA de Los Trabajadores tras los despidos en Bedtime, una fábrica de colchones ubicada en Tigre que avanza con los derechos laborales en el marco de la cuarentena.
La firma les debe salarios a los 160 operarios de la fábrica de colchones ubicada en Tigre y quiere cortarlos al 50 por ciento y los operarios ocuparon la planta en defensa de sus puestos de trabajo.
En un comunicado emitido este domingo, los 160 empleados informaron no haber tenido respuestas: “en el día de hoy, domingo 26/4, los trabajadores de BedTime queremos comunicar que frente a la ausencia de respuesta de la patronal y el Ministerio de Trabajo sobre nuestro legítimo reclamo de haberes de los períodos adeudados continuaremos a lo largo de todo el fin de semana con la permanencia pacífica en nuestro lugar de trabajo con el objetivo de defender nuestros puestos de trabajo y salario”.
A la situación de Bedtime se le suma lo ocurrido en Fate, donde la CTA de la Zona Norte reclama el cumplimiento de los protocolos de seguridad ante un caso confirmado de Coronavirus entre los vigiladores de la fábrica y otro sospechoso en el área de servicios informáticos.

Una tendencia que se agrava

Christian Poli, secretario general de la CTA Ribera del Paraná, recalcó que “las patronales multinacionales y otras nacionales tienen un poder político que han profundizado en los cuatro años del macrismo. No es por nada que la rentabilidad de las empresas aquí en Argentina sea la más alta del mundo”. En ese sentido Poli enfatizó: “pasan por encima de cualquier legislación y en este caso del decreto establecido por el gobierno que prohíbe los despidos”.
En lo que respecta al gobierno, el integrante de la Conat fue claro al expresar que “el gobierno, debido a la alianza electoral donde una parte importante está compuesta por sectores de la centroderecha como el massismo y gobernadores que tendrían más vínculos con el peronismo federal que con el FDT, tiene poco margen de maniobra, sin embargo no hay excusa para permitir la avanzada patronal: no se debe permitir un solo despido, una sola rebaja salarial”.
En cuanto al movimiento obrero en este contexto de cuarentena, el dirigente de la CTA destacó: “hemos desarrollado conciencia de clase con experiencias de luchas y en esto tiene que ver el gran apoyo del impuesto a las grandes fortunas. También expresamos que estamos en condiciones de avanzar para la nacionalización de Vicentín para que el Estado amplíe su área de influencia en lo económico”.
Por último, el también militante del Partido Comunista de Zárate señaló que “desde Techint a esta parte nos están tirando de la oreja. Techint marcó el paso para que se siga yendo por ese camino de vulneración de derechos laborales y presionar al gobierno para que levante la cuarentena. La UOM y la cúpula de la CGT acordaron una rebaja salarial. Estamos en una situación compleja y más allá de las consignas que podamos levantar, desde el movimiento obrero clasista tenemos que desarrollar grados de conciencia más fuertes y de conducción de las organizaciones”.