Incertidumbre laboral

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Los trabajadores de una fundición de La Matanza se encuentran sin sueldo ante el cese de la producción ante la pandemia del Coronavirus.

Los Trabajadores de Industrias Águila Blanca S.A. denuncian que desde marzo no cobran su sueldo: con el pretexto del aislamiento social y el parate en la producción, la patronal los evade y presiona para que rompan la cuarentena. La empresa se dedica a la fundición de hierro y se encuentra en Isidro Casanova.
Desde el 20 de marzo su producción se encuentra parada debido al Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio dispuesto por el gobierno nacional. “Somos 75 trabajadores, todos con familia, que no estamos cobrando el salario. Nos adeudan la segunda quincena de marzo y la quincena de abril. Hablamos de salarios que lejos están del costo de vida, que hoy se calcula arriba de los 47.000 pesos”, expresaron los empleados.
Ante esta situación, los trabajadores señalaron que “desde la empresa nos dijeron que si queríamos cobrar debíamos ir a trabajar, es decir, nos obligan a exponernos a contraer el virus y poner en riesgo a nuestras familias”.
Además de la situación de los trabajadores de dicha empresa de fundición, la fábrica Productos La Nirva de Lomas del Mirador, también de Matanza, creadora del alfajor Grandote, adeuda seis meses de sueldos. Su plantel es de 65 trabajadores y el ochenta por ciento son mujeres.
“Somos 65 familias que desde hace más de seis meses no cobramos. Estamos pasando la cuarentena sin dinero. Incluso antes de que se decrete la cuarentena obligatoria, un representante legal de La Nirva se comprometió ante el Ministerio de Trabajo a entregarnos a cada trabajador la suma de diez mil pesos a cada uno y veinticinco mil la semana siguiente, pero esto no pasó”, señalaron los operarios.

Se profundiza la crisis

Daniel Calvo, del Partido Comunista de La Matanza, recalcó que “esto también se da en otros lugares del municipio. Es una situación muy compleja. Más allá del decreto presidencial del gobierno nacional no se está haciendo un seguimiento a este tipo de casos como los de La Nirva y Águila Blanca”.
Asimismo puntualizó: “los trabajadores se quedan afuera de todo, no pueden acceder a los beneficios que otorgó el gobierno. Nosotros desde la Conat vemos muy difícil la situación ya que no hay una acción real”.
En cuanto a la organización sindical para enfrentar este contexto de crisis, Calvo señaló que “tampoco logramos armar una mesa entre sindicatos como por ejemplo sucedió en Zárate, lo que nos permitiría estar en mejores condiciones ante la pandemia”.
“Es urgente avanzar en esta idea entre las centrales ya que es un momento muy crítico económicamente, que se va a profundizar después de la pandemia. Tenemos que enfrentar esta situación de empresarios que vulneran nuestros derechos”, finalizó el también integrante de la CTA.