Llegó el turno de los neumáticos

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La histórica fábrica de cámaras y cubiertas Imperial Cord cerró la producción de su planta de Gualeguaychú  y despidió a todos sus trabajadores.

“Advertimos que íbamos a chocar contra el Iceberg y lo hicimos, se veía venir esta situación” aseveró Alfredo Migueles, Secretario Ejecutivo del Sindicato Único De Trabajadores Del Neumático Argentino (Sutna) en Gualeguaychú y Secretario de la CTA de esa ciudad.

La fábrica, que había sido creada hace 16 años, llegó a confeccionar 21 mil gomas por día y a tener 120 empleados en sus mejores años impulsados por la demanda local.

El motivo del cierre se debe a la devaluación que impulsó el precio del caucho proveniente de Brasil, los tarifazos que aumentaron el costo de producción que necesita altas cantidades de gas y la apertura de importaciones que fue la gota que rebalsó el vaso.

Imperial Cord comenzó con la ola de despidos en 2016 que luego se extendió en los dos años siguientes hasta llevar la nómina a 50 empleados, un tercio de lo que exhibía en 2003-2011.

Sin embargo, desde la firma aclararon que la planta no cierra, sino que permanecerá con la mínima cantidad de personal que realice las tareas de mantenimiento, hasta tanto mejoren las condiciones.

Los propietarios le expresaron sus intenciones para que el establecimiento industrial, pueda volver a generar valor en la provincia con vistas a 2020, “siempre y cuando mejoren las condiciones económicas y financieras que posibiliten reactivar la planta y demandar nuevamente mano de obra”.

La situación de la empresa, es acorde a muchas de las que se viven en la provincia de Entre Ríos. Por la caída de las ventas, la fábrica de ladrillos Retak paraliza la producción 45 días y suspende setenta operarios que percibirán el 75% del salario.

En todos los rincones del país se está viviendo una ola de despidos alarmante desde que asumió Macri. Con las ventas por el piso, Motomel, de la mano con la fábrica de llantas Protto, adelantaron vacaciones en la planta de San Nicolás porque las ventas no repuntan. Son 400 los empleados afectados y hay temor de despidos. La semana pasada, la empresa metalúrgica Metalkrom, ubicada en Rosario, cerró y dejó a todos sus empleados en la calle.

 

La ciudad en su peor momento

 

El secretario de la CTA de Gualeguaychú contextualizó el marco en el que se da el cierre de la fábrica Imperial Cord y aseguró que “esto se veía venir desde que asumió Macri, con la apretura de las importaciones, las tarifas impagables y la decadencia del mercado interno”.

 

En este sentido, habló del panorama que les aguarda a los trabajadores, el cual no es positivo. “Es imposible reinsertarse en el mercado laboral, porque todas las fábricas y negocios están aguantando a la gente como pueden. y si te pones un negocio te fundís porque la gente no tiene plata”, recalcó Migueles.

En esta línea, opinó de la posibilidad de que la empresa vuelva  tomar gente y vuelva a abrir sus puertas en el año 2020, como anunciaron los propietarios, si la situación económica acompaña, por lo que Migueles dejó en claro que “todo depende de la recomposición del mercado interno”.

A su vez, criticó al gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, por asentarse en el discursó de la “gobernabilidad” para con el Gobierno Nacional, y dijo que “si no hay laburo para el trabajador no puede haber gobernabilidad que valga”.

“Entre Ríos no tiene claro si quiere tener industria o quiere vivir del campo. Cuando se le da bola a la industria solo es con las fábricas grandes, las Pymes chicas y medianas estamos abandonados”, remarcó el también militante del PC.

 

Una ciudad que se levanta

 

Nuevamente, hubo una buena convocatoria en la marcha realizada por las organizaciones políticas y los movimientos sociales que repudiaron los incrementos en los servicios anunciados por el Gobierno nacional para este año. Es la segunda manifestación que se realiza por este motivo en 15 días.

La marcha fue organizada por la  Multisectorial Gualeguaychú, el colectivo que agrupa a más de veinte organizaciones políticas y movimientos sociales locales,  entre ellos el Partido Comunista. “Se está tomando conciencia de todo lo mal que viene haciendo el gobierno”, expresó Migueles.

En este sentido, destacó el trabajo con los movimientos sociales, con el movimiento feminista, que le ponen mucho color y espíritu a la protesta, teniendo en cuenta que Gualeguaychú es una ciudad muy conservadora”.

“La gente está saliendo, y es muy positivo, cada día somos un poco más. Es  la primera vez que se hacen marchas aquí, antes era muy extraño que hubiera una”, sostuvo el Secretario del CTA de Gualeguaychú.