Que pase el que sigue

Latinoamérica y Caribe
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Destituyeron a Martín Vizcarra como Presidente de Perú y se profundiza la inestabilidad institucional. El PCP fija postura.

“Ha quedado en evidencia la grave y profunda crisis política y moral de la clase dominante en sus diversas expresiones representada por los poderes del Estado”, recalcó el Partido Comunista Peruano (PCP), al referirse a la situación que desencadenó la destitución de Martín Vizcarra como Presidente, que el Congreso llevó a cabo el lunes pasado cuando prosperó una moción de vacancia por “incapacidad moral” para ejercer el cargo.
Este proceso fue abierto a apenas dos meses de que Vizcarra saliera airoso de otra moción de vacancia. Pero ahora la acusación de haber recibido sobornos de empresarios, para conceder obras públicas durante su mandato en la Gobernación de Moquegua, fue letal. En los dos casos quien encabezó la denuncia es Manuel Merino, quien hasta el domingo era congresista por el departamento de Tumbes y ahora es Presidente de Perú.
Vale recordar que el ahora ex presidente asumió ese cargo en 2018 después de que renunciara Pedro Pablo Kuczynski, quien enfrentaba dos mociones de vacancia abiertas por denuncias similares a la que ahora acabó con la Presidencia Vizcarra.
Y también que todos los presidentes que gobernaron Perú desde 2000 acabaron mal. Sólo se salvó de este destino Valentín Paniagua, quien fue titular del ejecutivo en un breve interregno de ocho meses, tras la vacancia de Alberto Fujimori y la asunción de Alejandro Toledo.
Precisamente, tras diez años en la Casa de Pizarro, Fujimori acabó condenado a 25 años prisión por delitos de homicidio y corrupción, mientras que Toledo espera en EE.UU. que se defina un pedido de extradición solicitado por Perú, a raíz de una causa abierta en su contra por varios casos de corrupción.
Quien le siguió en la Presidencia fue Alan García, quien se suicidó en 2019 cuando iba a ser arrestado, acusado de haber recibido sobornos. Y el sucesor del líder del Apra, Ollanta Humala, está en libertad condicional, imputado de haber lavado activos en el contexto de la Causa Lava Jato.
Por su parte, Kuczynski está en arresto domiciliario acusado de lavar activos y Vizcarra acaba de irse a su casa, aunque aclaró que se iba del Palacio de Gobierno “con la frente en alto”. Ahora le toca a merino, quien accedió a la banca de congresista, al obtener sólo cinco mil votos.

¿Quién puede gobernar?

Así las cosas, desde la noche del lunes tienen lugar en Lima movilizaciones para protestar por la destitución de Vizcarra. Los epicentros son Plaza San Martín y el Palacio Legislativo donde esa noche los manifestantes fueron reprimidos por un fuerte operativo policial.
En este contexto, el PCP hizo hincapié en que “la vacancia de Vizcarra muestra que la derecha ya no está en condiciones de seguir gobernando el país, ante la manifiesta incapacidad para atender la lucha contra la pandemia y el desempleo de millones de trabajadores arrojados al hambre y la desesperación mientras se favorece a las grandes empresas transnacionales con recursos del erario nacional”.
Tras lo que demandó “la recuperación económica, garantizar la transparencia de las elecciones 2021”, así como que se deroguen “los decretos de urgencia antilaborales que atentan contra los derechos de los trabajadores y replantear el presupuesto nacional, priorizando la salud y la educación golpeadas por la pandemia”.
Por otra parte, remarca que “fortalecer la unidad política y social agudizando las contradicciones en el seno de la derecha, es la tarea del PCP, Juntos por el Perú, el movimiento obrero y la Asamblea Nacional de los Pueblos”, pero también lo es “articular y desarrollar la lucha electoral y política levantando la bandera de una nueva Constitución mediante una Asamblea Constituyente, lucha anticorrupción, y que se vayan todos los corruptos y los explotadores”.
Asimismo, el PCP exigió que se cumpla con el proceso que debe derivar en la celebración de Presidenciales el domingo 11 de abril de 2021, para que “sea el pueblo quien decida la elección de sus gobernantes”.
Y finalizó convocando “a las organizaciones populares y democráticas a defender los derechos de los trabajadores y el pueblo y a construir juntos un nuevo orden social con profundos cambios estructurales que sepulte la Constitución fujimorista y el modelo económico neoliberal”.