El PCV advierte

Latinoamérica y Caribe
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Tras la apertura de la sesiones de la Asamblea Nacional, el Partido Comunista de Venezuela fijó su postura respecto a los anuncios del Presidente Maduro.

“Sin producción nacional, salarios suficientes para vivir dignamente, mejoras en las condiciones de vida de la población y control social sobre los procesos productivos, de distribución y comercialización, no hay recuperación económica que sirva al interés de las mayorías populares”, recalcó el Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela (PCV), tras conocerse algunas definiciones del presidente Nicolás Maduro al inaugurar las sesiones de la Asamblea Nacional.

“Empieza un nuevo ciclo en la historia de Venezuela, empieza una nueva etapa”, celebró Maduro, quien al dirigirse a los diputados de oposición, señaló que “si algo hemos aprendido es que debemos convivir, debemos dejar la confrontación estéril, debemos aprender a hablar el lenguaje de los venezolanos”, ya que “Venezuela nos pertenece a todos y a todas”.

El mandatario adelantó que “ha habido reuniones para nuevos pactos de inversión con inversionistas de todo el mundo, la vicepresidenta y el ministro de petróleo no descansan de reuniones de trabajo, viendo oportunidades de inversión y de negocio hacia el futuro”, por lo que “soy muy optimista. Tengo fe en la recuperación de nuestro país”.

Y añadió que “tengo inmensa fe en la nueva Asamblea Nacional, en sus diputadas y diputados. Juntos daremos un gran salto hacia la recuperación de la economía, la reconciliación y la defensa de la Paz nacional”.

Ante esto, el PCV lamentó que “la demagogia se ha convertido en Política de Estado y las nuevas promesas del presidente Maduro, sólo sirven al gran capital”, tras lo que recordó que “es que por octavo año consecutivo, el Presidente anuncia que el actual será el de la ‘recuperación económica’, ahora apuntalada con una parcial e inminente dolarización financiera, formal e institucionalmente reconocida”.

Asimismo resaltó que  a diferencia de las veces anteriores “la afirmación del mandatario coincide con las proyecciones de un poderoso sector capitalista que apuesta por el ‘pragmatismo económico’ y acordó en la ‘mesa de diálogo’ con el gobierno del presidente Maduro, un nuevo pacto de élites entre la burguesía oligárquica y la mal llamada e inexistente ‘burguesía revolucionaria’”.

Y advirtió que “esta tesis consiste en imponer de facto la flexibilización y desregulación de las condiciones de trabajo, que se expresan en salarios deprimidos para garantizar fuerza de trabajo casi esclava al servicio del capital, ausencia de convenciones colectivas, pulverización de las prestaciones sociales y de pensiones y jubilaciones, eliminación de la inamovilidad laboral, judicialización de las luchas laborales y cuasi prescripción de las organizaciones sindicales”.

Mientras que en la economía “se impone el crecimiento de la actividad financiera especulativa y la importación, la dolarización y privatización de los activos de propiedad pública, la eliminación de impuestos y aranceles a la importación, en fin, creación de un entorno ‘muy favorable para la inversión privada’ no productiva”.