Piden que se investigue

Latinoamérica y Caribe
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Desde organismos de Derechos Humanos se exige que el gobierno argentino se involucre en la investigación de los crímenes de dos niñas argentinas, que fueron perpetrados por personal del Ejército de Paraguay.

Representantes de organismos en defensa de los Derechos Humanos se reunieron con el embajador argentino ante Paraguay, Domingo Peppo, y la directora de Derechos Humanos de la Cancillería, Cecilia Meirovich, a quienes llevaron el reclamo que hacen para que se investigue el asesinato de Lilian Mariana y María Carmen Villalba, que fue perpetrado por la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) del ejército paraguayo.
Durante la reunión se hizo hincapié en que es preciso que el Equipo Argentino de Antropología Forense revise la autopsia que se hizo sobre los cuerpos de Lilian Mariana y María Carmen, al tiempo que se destacó la reciente declaración de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, quien le exigió que las autoridades de Paraguay busquen “de forma inmediata a la niña desaparecida”, en alusión a Carmen Elizabeth Oviedo, prima de las asesinadas, quien presenció el crimen y permanece desaparecida.
Bachelet también denunció la decisión gubernamental de enterrar “de forma inmediata los cuerpos de las menores muertas”, así como la “destrucción de la ropa que llevaban” cuando resultaron ultimadas. Y, asimismo, que se haya abierto una causa por “asociación con el terrorismo” contra las madres de las niñas, que viven en Argentina.
Por eso la oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, solicitó a las autoridades paraguayas que se realice una investigación “rápida, independiente y efectiva sobre las numerosas preguntas sin respuesta que rodean sus muertes” lo que incluye “determinar por qué no se llevó a cabo un completo examen forense previo a su entierro o posteriormente de que surgieran alegaciones sobre una posible ejecución extrajudicial”.
Cabe citar que pocas horas después del crimen, el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, se dirigió al lugar donde en ronda de prensa habló de que se había llevado a cabo “un operativo exitoso en contra del EPP”.
Y vale recordar que el crimen de estas niñas argentinas de once años tuvo lugar en septiembre en una zona militarizada por el Ejército de Paraguay, en la región de Yby Yaú, al norte de Asunción.
Durante la reunión, las autoridades de Cancillería y de la embajada argentina en Paraguay manifestaron la preocupación del gobierno y señalaron que se trabaja en el tema.